Se busca iPhone 5

El sitio Cnet informó que un empleado de Apple perdió el prototipo de lo que sería el siguiente modelo del popular teléfono.

Un par de copas, en cualquier bar, pueden provocar accidentes irremediables: infidelidad, confesiones inadecuadas, náuseas expuestas en público. O, también, que un empleado de Apple pierda el prototipo del iPhone 5, que saldría a la venta en breve.

Sucedió en el bar Cava22, en San Francisco. Esto ya había sucedido en abril de 2010 cuando Gay Powell, un ingeniero de esta misma empresa, dejó el prototipo del iPhone 4 en un beer garden de California. Apple prefiere que algunos de sus empleados prueben los productos a la manera en que cualquier lo haría en su casa, viendo televisión, tomando una cerveza. En aquella ocasión, quien encontró el iPhone lo vendió por 5.000 dólares al blog de tecnología Gizmodo, que publicó un video corto con su nueva adquisición. Por ese acto, Brian Hogan y Sage Wallower fueron culpados el año pasado. Dos meses después, en junio de 2010, Apple lanzó su iPhone y la anécdota pasó a un segundo plano.

Pero esta vez no parece ser igual. El iPhone perdido fue reportado por Apple dos o tres días después de que el empleado salió del bar con el juicio perdido y los bolsillos vacíos, en julio, y no lo han encontrado. El sitio de tecnología Cnet informó que al parecer fue vendido en el sitio en línea Craigslist por 200 dólares, pero ni el portal, ni Apple, se han pronunciado al respecto, así como tampoco lo ha hecho la policía de San Francisco. La fuente que Cnet consultó, cercana a la investigación, afirmó que los representantes de Apple urgieron al Departamento de Policía de San Francisco para que encontraran el “invaluable” prototipo.

Por medio de un sistema de localización electrónico, Apple logró identificar el nuevo hogar del iPhone 5: una casa de familia en la localidad de Bernal Heights. Entonces acudió la Policía y encontró a un hombre que, según dijo, había estado en Cava22 la noche en que el iPhone se esfumó. Estuvo allí, pero nada sabía del iPhone. La Policía entró a la casa, inspeccionó y… el iPhone no estaba allí. Pero los empleados, incrédulos, le ofrecieron al hombre dinero, dinero para que entregara el iPhone. Pero el hombre no sabía nada.

José Valle, dueño de Cava22, recuerda que un hombre llamó en varias ocasiones y preguntó por un iPhone; sin embargo, dijo que no ha sido contactado por Apple o la Policía. De cualquier modo, si la Policía encuentra a quien encontró el iPhone, esa persona podría ir a la cárcel por un buen tiempo. La ley californiana advierte que si alguien encuentra algún objeto, conoce a su propietario y no lo devuelve esto califica como robo, más aún cuando se podría tratar de la siguiente gama de uno de los juguetes preferidos de Apple. Valle, en entrevista con Cnet, sólo atinó a decir: “Creo que tengo que hacer mis bebidas un poco menos fuertes”.

Temas relacionados