Las vacunas para el dengue serán insuficientes

Para el infectólogo colombiano Luis Ángel Villar es imposible pensar en vacunar a toda la población mundial.

En el mundo 2.000 millones de personas están en riesgo de sufrir un episodio de dengue. En Colombia, se calcula que unos 24 millones viven en zonas donde está presente el Aedes aegypti, mosquito que transmite el virus. Para el infectólogo colombiano Luis Ángel Villar estas cifras significan que es imposible pensar en vacunar a toda la población, una vez esté lista una vacuna contra la enfermedad.

Villar, investigador y profesor de la Universidad Industrial de Santander, lidera en Colombia el estudio clínico que involucra a otros 11 países para evaluar la efectividad de la vacuna creada por el laboratorio Sanofi-Aventis. Esta semana es el anfitrión en Bucaramanga de una reunión con expertos mundiales en el tema.

Por primera vez, Colombia fue elegida como sede de la reunión de la American Dengue Prevention Board, uno de los dos grupos en el mundo —el otro corresponde a Asia— que dictan parámetros para combatir la enfermedad de forma integral.

“Una de las decisiones que tendrán que tomar los países cuando esté disponible una vacuna es a cuáles poblaciones vacunar y a cuáles no”, explica Diana Rojas, investigadora de la Universidad Industrial de Santander y miembro del Grupo Técnico Internacional de Dengue de la Organización Panamericana de la Salud.

La vacuna de Sanofi-Aventis, una de las siete en desarrollo, es la que se encuentra en la etapa más avanzada, y si se corroboran los resultados observados en laboratorio podría llegar a estar disponible después de 2014.

De acuerdo con Mabel Caraballi, miembro de la Dengue Vaccines Initiative, realizar este evento en Colombia tiene un carácter especial pues, junto a Vietnam, Tailandia y Brasil, hace parte de la lista de países prioritarios. Caraballi resalta la voluntad política que ha manifestado Colombia para ser uno de los primeros en introducir una vacuna contra el dengue.

Una epidemia como la que se presentó en 2010 y afectó a 157.000 personas le cuesta al país más de US $80 millones. De ahí la importancia de contar pronto con una vacuna.

Son varias las tareas pendientes. Según Villar, aun con una vacuna a la mano, es importante seguir desarrollando pruebas de diagnóstico rápido que les permitan a los médicos detectar cuáles pacientes podrían tener complicaciones y sufrir dengue severo.

“También debemos buscar medicamentos eficaces”, explica el médico santandereano. Salvo una hidratación adecuada, no existe actualmente ninguna terapia contra el virus.

Como la introducción de una vacuna implicaría tomar decisiones difíciles, para los investigadores resulta una prioridad recabar más información sobre el impacto socioeconómico del dengue en la comunidad.

 

últimas noticias

BMW actualiza la serie F

El carro que busca competir con las aerolíneas

Las preferencias de los colombianos al viajar

Un laboratorio de innovación para los viajeros