Will Grigg, la sensación de la Eurocopa, fue recibido junto a su equipo en Irlanda

Los fanáticos recibieron en la capital irlandesa a su equipo. Por supuesto Grigg, gracias a su canción, fue el que tuvo el mejor reconocimiento.

/ Twitter: @WillGrigg

A su llegada a Belfast el equipo fue recibido por una multitud de seguidores.  Will Grigg no jugó un solo minuto durante el torneo, sin embargo, tuvo la mayor ovación. En toda Europa la canción que lleva su nombre, ‘Will Grigg’s on fire’, se hizo sumamente famosa.

El creador del pegajoso coro es Sean Kennedy, un inglés que es hincha fiel del Wigan Atlhetic, un equipo que juega en la segunda división y del que Grigg es el goleador. Keneddy subió un video de él mismo cantando ‘Freed from desire’ de la artista italiana Gala pero en su versión futbolera. Al hacerse popular en la redes, el dueño del club, David Sharpe, le regaló el abono para la próxima temporada con el cual podrá asistir a todos los partidos de su equipo. "Por inventar el mejor cántico jamás conocido por el hombre, te has ganado un abono gratuito para la próxima temporada. Will Grigg's on fire!" así fue como Sharpe hizo público el anuncio.

 

Una vez la canción se hizo popular, fanaticadas de los distintos países la entonaron pero cambiaron el nombre de Grigg por los apellidos de sus respectivos delanteros. Vardy, Payet y Bale son algunos de los nombres que han reemplazado el apellido del irlandés.

 

El último fenómeno que tuvo que ver con la fanaticada y las canciones fue el popular ‘Brasil, decime que se siente’ de los hinchas argentinos durante el mundial de 2104. Hoy, Will Grigg es uno de los nombres más conocidos en Irlanda, los niños de su país cantan en las escuelas el himno que lleva su nombre y en las discotecas de los destinos turísticos de Europa no puede faltar la célebre canción del delantero.

 

Temas relacionados