Yang Yang, la osa panda que realiza obras de arte

Para Georg Scattolin, del World Wildlife Fund Austria, el trabajo artístico del zoológico de Schönbrunn con el panda no constituye ningún tipo de abuso de los derechos del animal, porque acude a la jaula a pintar de forma voluntaria.

Foto tomada de @reformainter / Twitter

El zoológico de Schönbrunn, en Viena, muestra cómo una de sus osas panda es capaz de pintar cuadros. El establecimiento los vende para lograr fondos con los que producir un libro ilustrado de fotos sobre la historia de los pandas del lugar.

Yang Yang es el nombre de la hembra que está causando furor en el zoológico más antiguo del mundo, con más de un cuarto de siglo de vida.

Con la ayuda de un pincel hecho con hojas de bambú y un lienzo, que le sujeta una persona, el panda gigante ha comenzado a pintar cuadros.

El animal hace unas cuantas "pinceladas" y el cuidador decide el momento en que la obra está terminada, la firma con el nombre de Yang Yang y le coloca la fecha de producción.

"Hemos creado una jaula especial para que ella pueda pintar o realizar algún tipo de investigación (...) se trata de una actividad enriquecedora para el animal en la que, además, obtiene mucha diversión", asegura a Efe la portavoz de zoológico, Johanna Bukovsky.

(Vea: Yang Yang, el panda pintor de Vienna). 

El precio estipulado por el zoológico de estas creaciones es de 490 euros (unos 570 dólares) y el dinero que se recaude se destinará a financiar un libro con imágenes tomadas por el fotógrafo oficial del zoológico, Daniel Zupanc, que ilustrará la vida de estos animales en Schönbrunn.

El libro, con textos en alemán e inglés, contendrá imágenes desde las primeras negociaciones con el gobierno chino en 2003 para traer a Yang Yang a Viena, hasta el nacimiento de sus dos crías gemelas en 2016, Fu Feng y Fu Ban.

Los más apasionados pueden obtenerlas junto con un certificado de autenticidad a través de una plataforma crowdfunding (de financiación colectiva).

"El hecho de que Yang Yang sea la única hembra de oso panda en el mundo que esté criando a gemelos sin la ayuda de un cuidador hace que sus obras sean aún más especiales (...) Tenemos compradores de todo el mundo, como chinos, españoles y australianos", asegura Bukovsky.

Yang Yang y , Long Hui,  su acompañante en el recinto de Schönbrunn llegaron al zoológico de Viena en 2003, después de que Austria firmara un acuerdo con el gobierno de China, que cobra una especie de "alquiler" de permitir que los animales estén en Viena.

A través de esta cuota económica, que China cobra a numerosos zoológicos en todo el mundo, se financian reservas naturales y centros de cría en China para la protección de la especie.

"El 70 % del dinero se destina a la conservación del panda gigante, el 20 % a la cría y centros de investigación y el 10 % al refuerzo administrativo de nuestro socio chino", aclara Bukovsky.

El oso panda gigante es uno de los mamíferos más amenazados del planeta, aunque en los últimos años la situación ha mejorado un poco y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) anunció en 2017 que el panda gigante ha pasado de ser una especie en "peligro" a ser una especie "vulnerable".

(Le puede interesar: ¿Por qué los ojos de algunos osos panda se están poniendo blancos?).

Según datos de la organización de protección del medio ambiente World Wildlife Fund (WWF) en la última década el panda gigante ha experimentado un crecimiento de su población del 17 %.

Así las cosas, a día de hoy hay unos 1.860 pandas gigantes en la naturaleza, en estado salvaje. Para Georg Scattolin, del WWF Austria, el trabajo artístico del zoológico de Schönbrunn con el panda no constituye ningún tipo de abuso de los derechos del panda, ya que Yang Yang acude a la jaula a pintar de forma voluntaria cuando tiene ganas de hacerlo.

"Es una buena posibilidad para crear conciencia sobre las necesidades de los pandas gigantes y otras especies en peligro de extinción", asegura el experto.

"El éxito reproductivo múltiple de los pandas en el zoológico de Viena es una buena prueba de que los animales están muy bien cuidados en sus instalaciones", concluye.

No es la primera vez que Schönbrunn convierte a uno de sus animales en artistas. En los años 1990 se hizo famoso uno de sus orangutanes, Nonja -fallecida este año a los 42 años edad- por pintar cuadros, aunque éstos eran de colores.