Yo estuve en 'La Voz Kids'

Maluma, uno de los asesores y quien debutó este año en el concurso del Canal Caracol, se atrevió a relatar su experiencia como tutor musical. Uno de los exponentes más importantes del género urbano en Colombia, confesó que se le partió el corazón cada vez que tuvo que despedir a un competidor.

El antioqueño Maluma (der.) durante la velada final de ‘La Voz Kids’, junto a su pupila Ivanna, quien resultó ganadora. / Cortesía Canal Caracol

Fue emocionante recibir la invitación por parte del Canal Caracol para participar en el programa La Voz Kids. Recuerdo que a mitad del año se hizo el acercamiento a mis mánagers en Colombia y Estados Unidos y la verdad no lo pensé dos veces, no solo por el formato que busca que el talento juvenil sea el protagonista del show, sino porque me llena de esperanza trabajar con niños. Además, era una puerta clave para mi carrera y una oportunidad para que todo el país me conociera.

Contrario a lo que pueda pensarse, nunca me sentí en desventaja frente a los otros asesores por el hecho de que ellos ya habían estado en el programa. Siempre estuve seguro, cada uno puso su experiencia desde sus campos. Fanny Lu es la maternal del grupo, mientras que Andrés Cepeda es el maestro musical. Lo que soy en realidad es lo siguiente: un joven como muchos de los participantes con un sueño que apenas se está haciendo realidad.

A los integrantes del ‘Equipo Maluma’ yo les hablé siempre normal, como converso con alguno de mi staff. Fui como soy yo, como es Juan Luis Londoño, sin mascaras. El reto estuvo en decirles y enseñarles el paso a paso, cómo podían construir un camino. No puedo negar que tuve un gran equipo y también supe asesorarme muy bien para que la seguridad fuera una prioridad para todos.

Con los integrantes de mi grupo nos unía no sólo un género, el urbano, que está en su mejor momento, sino que también compartíamos la juventud. Cada día sabía que el reto era mayor y no podía defraudar al país a través de los ojos de los menores. Desde que recibí la invitación para ser entrenador, comencé a estudiar el tipo de voces que los niños pueden tener. Me preparé en todo, en movimientos, en sonidos.

No podría elegir una historia de tantas que escuché durante la realización de La Voz Kids porque cada niño era único y todas me conmovían al extremo. En este punto debo aclarar que no solo me emocioné con las anécdotas vitales de los niños de mi equipo, también las de los chicos de Fanny Lu y Andrés Cepeda tenían vivencias emocionantes, aunque algunas más duras de lo que uno se pueda llegar a imaginar. A pesar de eso, todas estaban llenas de sueños, anhelos y esperanza.
El contacto con todos los niños del programa me mostró el sendero para seguir siendo niño. Con ellos aprendía no perder esa ingenuidad que el paso del tiempo nos va quitando. Además fui testigo de cómo decir las cosas sin pena pero con total respeto.

Para mí, el momento más emocionante del programa sin duda alguna fue la conformación de los equipos. Eso jamás lo voy a olvidar, aunque la final significó algo especial, así como las batallas que recuerdo con gran fascinación por la adrenalina que me provocaban. El lado contrario, es decir, los instantes más dolorosos durante el concurso, fueron las despedidas de los niños. Cada vez que debía cerrarle la puerta a alguno, sentía que se me partía el corazón.

Hoy puedo asegurar que todo lo que vio de mí el público en La Voz Kids fue real. Cada cosa que salió fue perfecta y por eso no me arrepiento de ninguna de las decisiones que tomé durante la transmisión del concurso. Le debo mucho al programa, pues si antes sólo los jóvenes me conocían, ahora los adultos, los papás y los abuelos saben quién es Maluma, así no tengan mucha noción de mi música. Llegar a todo el país a través de una pantalla es un logro que muchos soñábamos para tener la posibilidad de presentar nuestras canciones a nuevos oídos.

Finalmente, podría asegurar que esta experiencia fue inolvidable y me encantaría tener la posibilidad de repetirla, porque aprendí muchísimo de los niños y me alegró la vida. Fue una actividad enriquecedora y sin igual.

* Artista colombiano del género urbano.

Temas relacionados