Jorge Barón: 50 años haciendo el Show... de las Estrellas

hace 1 día
contenido-exclusivo

Alto turmequé

Domingo 24 de marzo de 2019.

A propósito del libro de Juan Manuel Santos, “La batalla por la paz”, que se presenta en Bogotá el martes, vale recordar como anécdota que él y su hermano Enrique siempre han estado obsesionados por la paz de Colombia, desde escenarios diferentes. Enrique Santos Calderón publicó en 1985 el libro “La guerra por la paz”, en esa época editado por el Fondo Editorial Cerec. En 324 páginas recogía sus columnas de Contraescape y abría el debate sobre las negociaciones con la guerrilla durante el gobierno de Belisario Betancur. Se convirtió en “best-seller” de ese año, junto a “El Karina”, de Germán Castro Caycedo, aunque lo ayudó el prólogo de Gabriel García Márquez titulado “¿A quién le cree el presidente?” y esta portada tipo naif, que fue muy controvertida.

¿“Best–seller”?

Ahora el libro de su hermano también parece tener el éxito asegurado porque, a través de su Fundación Compaz, negoció la distribución global con Ediciones Península, sello catalán con 55 años de tradición y que desde 2013 es propiedad del Grupo Planeta. Además lo incluyeron en la colección Huellas, de ensayo político. Allí le han publicado memorias a expresidentes como el español José María Aznar. Tendrá distribución internacional similar al libro más vendido de esa casa: Fire and Fury (Fuego y furia. En las entrañas de la Casa Blanca de Trump), de Michael Wolff. Claro que el escritor estadounidense vendió más de un millón de ejemplares en dos días y fue tendencia mundial en todas las redes sociales.

Candidato uribista

En medio de las turbulencias políticas que enfrenta el gobierno de Iván Duque, su partido tiene muy claro que el éxito del uribismo depende en gran parte de tener fichas fuertes en las elecciones regionales de octubre. Por eso, el Centro Democrático está definiendo sus candidatos en el todo el país y, como Arauca es una de las zonas que piensan conquistar, le han pedido al excandidato al Senado Miguel Matus Alvarado que asuma la tarea. Matus obtuvo 20.000 votos en las elecciones de 2018, fue el ganador en el departamento llanero y por eso el expresidente Uribe ya le dijo que, a pesar de que hay otros interesados, como Julio Acosta, hijo del exgobernador de ese departamento, el aval será para él. Matus es sobrino del actual gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado Bestene.

Advertido

Día a día, el Partido Liberal toma distancia del gobierno de Iván Duque. Posiciones como objetar la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) o varios de los puntos del Plan Nacional de Desarrollo han caído muy mal en la bancada del liberalismo que ha apoyado unánimemente la paz. Sin embargo, en el interior de la colectividad hay una preocupación: el senador Julián Bedoya, quien se pasea muy amigablemente por el Palacio Presidencial y ya empieza a ser visto como el caballo de Troya, luego de que el presidente del Congreso, Ernesto Macías, lo incluyera en la comisión accidental que rendirá ponencia sobre las objeciones a la JEP. Por eso, el liberalismo ya le advirtió a Bedoya que su continuidad en la colectividad —y por tanto su curul— depende del sentido en que vote las objeciones, pues el partido definió que hay que rechazarlas.

¿Feria de regalías?

El contralor general de la República, Carlos Felipe Córdoba, ordenó trasladar para Bogotá más de 200 procesos de responsabilidad fiscal por casos relacionados con el manejo de las regalías en las regiones. A partir de ahora, dichas investigaciones serán clasificadas como de impacto nacional y estarán en manos de la Unidad Anticorrupción. Los casos comprometen recursos por más de $750.000 millones. Bajo la lupa están, por ejemplo, 15 expedientes del Meta, siete de Córdoba y seis de Casanare.

Homonimia

Entre las investigaciones por presunto narcotráfico al exfutbolista John Viáfara Mina, se revisó si tenía alguna conexión con el también colombiano Gersaín Viáfara Mina, extraditado a Estados Unidos y condenado a finales de 2016 en una corte de Manhattan por pertenecer a una red de tráfico de cocaína ligada al llamado cartel venezolano de los Soles, que enviaba cargamentos haciendo escala en Centroamérica. Hasta ahora solo se trata de una coincidencia de apellidos.

¿Cambio radical en Dimayor?

Parece un hecho que Jorge Enrique Vélez, presidente de la Dimayor, nombrará como secretario general del ente rector del fútbol profesional colombiano al abogado Carlos Ignacio Carmona, su ahijado político en Cambio Radical. Trabajaron cuatro años en la Superintendencia de Notariado y Registro (de noviembre de 2011 a diciembre de 2014), luego este último pasó a la subgerencia de tierras del Incoder (hasta mediados de 2016) y de ahí llegó a la dirección de Formalización de Tierras del Ministerio de Agricultura, la cual dejó tres meses después por posibles irregularidades en la renovación de unos contratos de arrendamientos a los ocupantes de las Islas del Rosario en su anterior cargo. Cuando Carmona aspiraba a la dirección de Ordenamiento Social de la Propiedad Rural y Uso Productivo del Suelo, del Minagricultura, le salió esta convocatoria de su amigo Vélez. ¿Otro golazo de Vargas Lleras en el FPC?

La paradoja

Hasta hoy se celebra en Quibdó, y con éxito, la segunda edición de Flecho, la Fiesta de la Lectura y la Escritura del Chocó, un espacio para el encuentro alrededor de las palabras, iniciativa ganadora del Programa Nacional de Concertación del Ministerio de Cultura. Lo malo es que el lema es “Somos agua”, y la mayoría de la capital del Chocó estaba sin agua.

Por el español

Los conferencistas colombianos confirmados en el programa oficial del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, del 27 al 30 de marzo de 2019, en Córdoba (Argentina), son Piedad Bonnett, en el panel “Lengua e interculturalidad”; Pablo Montoya, en “El futuro iberoamericano del español”; Darío Jaramillo Agudelo, en “Periodismo digital: los retos de una lengua en internet”; Carmen Millán, en “Retos del español en la educación del siglo XXI”; Adelaida Fernández Ochoa, en “Variedad y pluralidad lingüística del español. Mestizaje lingüístico y cultural”; Gustavo Jaramillo, en “El futuro de la enseñanza del español en el mundo”; Viviana Nieto, en “Las industrias de la lengua. El turismo idiomático y cultural”, y Libardo Rodríguez, en “Lenguaje jurídico claro”. Inaugurará el nobel Mario Vargas Llosa.