Jorge Barón: 50 años haciendo el Show... de las Estrellas

hace 1 día
contenido-exclusivo

Alto turmequé

Domingo 31 de marzo de 2019.

En el último libro de Juan Manuel Santos, el expresidente cuenta la vez en la que Raúl Reyes le puso un cuchillo en la cara.El Espectador

El búmeran
Las objeciones presentadas por el presidente Iván Duque a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz tuvieron un efecto inverso al esperado por el Gobierno. En la Presidencia se llegó a pensar que la decisión del mandatario uniría al país en torno a la búsqueda de la paz y la reconciliación, sin embargo, lo que ha conseguido, al menos en el Congreso, es unir partidos en la defensa del Acuerdo de Paz. Tanto ha sido así, que incluso se cocina una cumbre entre los jefes del Partido de la U, Aurelio Iragorri; Cambio Radical, Germán Vargas, y el liberalismo, César Gaviria. Falta ver que se concreté y qué objetivos políticos consiga este encuentro.

En constancia
Dicen que el encuentro de Cambio Radical, el jueves pasado, para dirimir una controversia interna, estuvo marcado por la alta tensión. Los congresistas fueron citados para definir, a voto limpio, quién sería el próximo presidente de la Cámara de Representantes, dignidad que le corresponde a Cambio Radical por los acuerdos políticos. Los candidatos eran los representantes César Lorduy y Carlos Cuenca, pero detrás del pulso entre ellos lo que había era un choque por la jefatura del partido entre la casa Char y Germán Vargas Lleras.  El resultado de la votación fue 26 para Cuenca y uno para Lorduy. Y aunque el representante costeño había declinado en su aspiración al ver que se venía la derrota, cuentan que el exvicepresidente ordenó que se computara el voto de Lorduy para que quedara constancia de quién había sido el promotor de la desobediencia.

De valla en valla

Como respuesta a unas vallas de la senadora uribista Paola Holguín, quien daba a entender que la Justicia Especial para la Paz (JEP) era para defender a los victimarios, el Partido Liberal lanzó una campaña con 200 vallas en defensa del sistema de justicia transicional. La idea es que la propaganda liberal llegue a 25 ciudades capitales y 55 municipios de los más afectados por la violencia. El viernes instalaron las primeras dos en Bogotá.

Aplacada
Un episodio ha llamado la atención en relación con la suspendida directora de la Agencia de Desarrollo Rural e integrante del Centro Democrático, Claudia Ortiz. Resulta que la placa de su carro personal es JEP. Por eso suele bromear asegurando, cuando se despide para movilizarse por Bogotá, que se va a “montar en la JEP”. Ortiz fue suspendida por la Procuraduría por presunta participación en política en favor de un precandidato a la Gobernación de Boyacá y quien en el pasado llamó al partido FARC “maligna banda de forajidos”.

Cuestión de fechas
Hubo escándalo tras la publicación de la columna del periodista Daniel Coronell en relación con la magistrada de la Corte Suprema Cristina Lombana. Coronell aseguró que Lombana trabajó hace 22 años, durante tres meses, en el bufete de abogados de Jaime Granados, quien hoy defiende en la Corte al senador Álvaro Uribe Vélez. Según el columnista, Lombana no le informó a la Corte ese antecedente cuando se postuló al cargo y hoy es la magistrada que investiga a Uribe. Averiguamos y las fechas resultan claves: Lombana fue elegida para integrar la Sala de Instrucción de la Corte Suprema y se posesionó el 8 de octubre pasado. El 17 de octubre el caso de Uribe, investigado por presunta manipulación de testigos contra el senador Iván Cepeda, fue remitido a esa Sala de Instrucción. El 2 de noviembre de 2018 fue asignado por reparto a la magistrada Lombana y el 12 de diciembre pasado radicó la ponencia en el sentido de confirmar el llamado a indagatoria del expresidente. Finalmente, el 18 de febrero, por unanimidad, todos los magistrados de esa sala aprobaron la ponencia de Lombana y decidieron mantener el proceso contra Uribe. Ese mismo día llegó al correo de Lombana el derecho de petición del periodista Coronell preguntándole por Jaime Granados. Es decir, más dos meses después de que hubiera radicado su ponencia.

Fiebre de consultas
Las consultas internas de los partidos políticos para definir los nombres de sus representantes en las elecciones de alcaldes, gobernadores, concejales y diputados alcanzarán cifra récord en 2019. Hace unos años, pocos acudían a dicho mecanismo de selección, pero los candidatos aprendieron que las consultas les dan vitrina publicitaria y por eso están enviando inscripciones desde todo el país. Tienen plazo hasta el 12 de abril, pero ya hay 14.361 peticiones por parte de 14.349 partidos y movimientos políticos y 12 de grupos significativos de ciudadanos. Con un ingrediente adicional: la Registraduría está revisando los porcentajes de participación ciudadana, pues no quiere que falte un solo tarjetón en las urnas, como ocurrió en otras votaciones. Las consultas serán el 26 de mayo y despejarán el panorama para los 120 mil candidatos que buscan uno de los 3.306 cargos en disputa. El proceso total costará $ 773.000 millones.

Qué susto
No hay dudas de que el libro que publicó el expresidente Santos, La batalla por la paz, además de haber levantado callos en el uribismo, está lleno de detalles inéditos. Tantos como el episodio en el que cuenta que, en los tiempos del Caguán, como miembro de una misión verificadora, se reunió con el jefe guerrillero Raúl Reyes, quien fue conocido como el canciller de las Farc y este le puso un cuchillo en la cara. “Recuerdo, como anécdota, que me llevé un buen susto cuando, en medio de la conversación, Reyes se me acercó de pronto, sigiloso, y me puso un cuchillo contra la mejilla. Sudé frío”, cuenta el exmandatario. Sin embargo, aclara que la intención de Reyes era espantarle un bicho que se había posado en su rostro para que no lo picara.

El traidor
En las páginas del mismo libro, Santos se refiere a un asunto sobre el que nunca se había pronunciado. De la “traición” de quien fuera su ministro de Defensa, embajador en EE. UU. y una de las personas más cercanas: Juan Carlos Pinzón. En la página 141, revela que le dolió el hecho de que Pinzón se hubiese convertido en un fuerte crítico del Acuerdo de Paz. “A mí me quedó —y me queda— un sinsabor de ver a una persona que estuvo tan cerca de mis afectos, en quien deposité mi confianza y amistad por más de 20 años, pararse en la orilla opuesta de mi gobierno y unirse al amargo coro de mis críticos”, escribió Santos. Lo sucedido con su discípulo lo llevó a recordar una frase clásica sobre la lucha por el poder: “Saca a relucir lo peor de la condición humana”. 

Conmemoración
Un 31 de marzo, como hoy, pero de 1983, un terremoto semidestruyó la ciudad de Popayán. En la muy católica capital del Cauca se honrará en cada misa dominical la memoria de los al menos 300 muertos que hubo, mientras sus habitantes enfrentan la crisis de transporte y gasolina causada por el bloqueo de la vía Panamericana dentro de la minga indígena que reclama reivindicaciones sociales.

El alias
También un 31 de marzo, pero de 1970, murió Semión Timoshenko, un destacado comandante y el oficial de mayor graduación del Ejército Rojo -llegó a ser mariscal y ministro de Defensa soviético como protegido de Stalin- al momento de la invasión alemana a la URSS en 1941. Este hijo de un campesino sin tierras fue quien inspiró el nombre militar de Timochenko, el excomandante de las Farc hoy dirigente político del partido FARC, Rodrigo Londoño Echeverri.