Se volvió a rajar el candidato del presidente Iván Duque a la Corte Penal Internacional

Noticias destacadas de Alto Turmequé

Como anticiparon expertos, Andrés Barreto, actual superintendente de Industria y Comercio, no será juez del tribunal que investiga crímenes de guerra. Su nombre fue retirado después de la segunda ronda de ocho votaciones.

Luego de que el Comité Asesor de Nominaciones de Jueces para la Corte Penal Internacional (CPI) lo rajara en la evaluación previa, las posibilidades del superintendente Andrés Barreto de llegar a ese tribunal eran cercanas a cero. Ahora se volvió a rajar, esta vez en las elecciones, ya que el candidato del presidente Iván Duque no solo no resultó elegido, sino que su nombre fue removido después de la segunda ronda de votaciones.

(En contexto: No pasó el examen: superintendente Barreto no será juez de la CPI)

En total fueron ocho rondas de votaciones para elegir a los nuevos seis jueces de la CPI. Finalmente ganaron los candidatos de Reino Unido, Georgia, Sierra Leona, México, Costa Rica y Trinidad y Tobago, que constantemente mantuvieron más de 50 votos de los más de 120 posibles. La regla para resultar elegido juez es que se deben lograr, por lo menos, dos tercios de los votos posibles. Es decir, deben lograr mínimo 60 votos.

En las dos rondas de las que participó Barreto ni se acercó a esos resultados. En la primera votación, que tuvo lugar el pasado 18 de diciembre, de los 122 votos posibles, logró 20. Y en la última que participó, ese mismo día, de los 120 electores que podrían votar por él, solo logró poner de su lado a 13. Apenas la tercera parte de los que necesitaría.

(Vea: Metida de pata de Roy Barreras: reclamó paramilitarismo y resultó ser un cortometraje)

Pero la derrota de Barreto estaba cantada. En octubre pasado, luego de evaluar su hoja de vida y escucharlo, el comité evaluador dijo que, “las respuestas del candidato en la entrevista fueron muy generales y que no mostró consciencia del trabajo, procedimientos o decisiones de la Corte”.  Mas aún, que no “demostraba familiaridad con el trabajo de la Corte Penal Internacional”.

Comparte en redes: