Alto turmequé

Domingo 2 de diciembre de 2018.

Superfiscal I

Richard P. Donoghue es el fiscal de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, encargado de dirigir el juicio contra el famoso narcotraficante mexicano Joaquín el Chapo Guzmán, que completa dos semanas a puerta cerrada. Fuentes judiciales colombianas han estado al tanto de las declaraciones de otros capos de la organización, pero hasta el momento no ha habido grandes novedades, aparte del testimonio del narco colombiano Juan Carlos Ramírez Abadía, alias Chupeta, ratificando lo que se sabía de la conexión con mafias mexicanas desde el Pacífico colombiano. En el indicment contra el exjefe del cartel de Sinaloa la palabra Colombia apenas aparece tres veces. Pero sí despertó curiosidad la propiedad con la que el fiscal interrogó sobre las operaciones aéreas. Resulta que Donoghue fue paracaidista en la 82 División Aerotransportada y hasta 2000 militó en fuerzas especiales del ejército de EE.UU., donde luego se volvió magistrado militar.

Superfiscal II

Donoghue ha investigado a fondo la transformación de los carteles de drogas colombianos y, según una fuente judicial, tiene línea directa con las oficinas de la DEA en Miami y Bogotá, el Departamento de Estado de Estados Unidos, la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia y la Policía Nacional de Colombia. Fue quien estuvo al frente de la investigación y extradición de Daniel Rendón Herrera, alias Don Mario, y todavía respalda la persecución del llamado clan Úsuga. Incluso trabajó en el expediente contra un veterinario colombiano extraditado en mayo de España a EE. UU., identificado como Andrés López Flórez, juzgado por traficar narcóticos en mascotas.

Una tragedia

El país político y judicial sigue sintiendo las réplicas del debate al fiscal Néstor Humberto Martínez en el Congreso. Allí se recordaron todas las denuncias del excontroller del concesionario Ruta del Sol, Jorge Enrique Pizano, y su última declaración a las autoridades, ocurrida el 13 de agosto pasado en la Superintendencia de Industria y Comercio. Allí Pizano sostuvo que la tensión que vivió en los últimos años por cuenta de sus hallazgos y sus denuncias desoídas le causaron el cáncer que lo afectó al final de su vida: “Toda esa situación de tantos años, me dice Santiago Rojas (el médico), perdón que lo comente aquí, por eso fue que me dio el cáncer. El linfoma”.

Aislado

El testigo también reveló el viacrucis en que se convirtió su vida por sus denuncias. Por ejemplo, aseguró que en el interior de la concesionaria intentaron controlarlo y lo espiaron al punto de ponerle una destructora de papel al lado de la impresora donde Pizano imprimía sus reportes. “Mi oficina me la pusieron al lado del presidente de la concesionaria (el brasileño Eder Ferracuti). De tal forma que pudieran controlar cuáles eran mis movimientos, hasta allá llegaron”. Y añadió que el asunto llegó a tal punto, que les prohibieron a los trabajadores hablar con él: “El régimen del silencio. Hasta que me acerqué a una funcionaria: ‘no se acerque, Pizano, porque me van a botar’”.

Carrera espacial

El miércoles, en el Centro Espacial Satish Dawan, de la India, despegó un cohete con 31 satélites de nueve países, incluido el nanosatélite colombiano FACSAT 1, diseñado por la Fuerza Aérea para usos científicos, con un peso de solo cuatro kilos y 30 centímetros de tamaño. Es un gran avance para el país y los investigadores de la FAC lo monitorearán y controlarán desde la base aérea Marco Fidel Suárez, en Cali, para tomar fotos de nuestro territorio dos veces al día. Lo que no se dijo es que los adelantos en tecnología aeroespacial de esta institución militar son tan buenos, que cuenta con salas de medicina aeroespacial en la base de Catam, en Bogotá, donde se hacen análisis fisiológicos sobre el comportamiento del cuerpo humano en distintos niveles de gravedad y se puede desde simular vida en el espacio hasta probar trajes espaciales made in Colombia, como uno que acaba de inventar la Universidad Nacional.

Vuelve y juega

Luego de la exitosa cumbre que hizo en Medellín la Sociedad Interamericana de Prensa, sus directivos, ahora en cabeza de la directora del diario El País de Cali, María Elvira Domínguez, aprobaron por unanimidad una nueva reunión hemisférica de diarios entre el 29 y el 31 de marzo en Cartagena. Será en el Hotel Estelar y contará con la presencia del presidente Iván Duque. Es la primera vez en la historia de este organismo, que defiende la libertad de prensa en América, que la llamada reunión de medio año se hace consecutivamente en el mismo país.

 

últimas noticias

Alto turmequé