Trinando

Esta semana hubo un cruce de tuis entre el cronista estrella de la revista New Yorker, Jon Lee Anderson, y el senador Álvaro Uribe, luego de que el biógrafo del Che Guevara comentara sobre las presuntas violaciones que se atribuyen al expresidente y éste le respondiera criticándolo y calificándolo de izquierdista...

Thumor

... Un allegado a Uribe recordó que no veía tan molesto al presidente con el corresponsal de guerra desde que publicó en octubre de 2016 un reportaje sobre cómo los colombianos rechazaron el plebiscito por la paz y lo señalaba como el principal causante con expresiones como estas: “Uribe es un católico de derecha de una familia ganadera provincial”. “Uribe puede ser el primer exjefe de Estado en haber tomado Twitter para socavar a un colega jefe de Estado”. “Uribe usa Twitter como un general usa artillería, a menudo muchas veces al día, para reaccionar a las noticias, pelear con otros políticos y con periodistas”. “En el despliegue de medios sociales de Uribe, en su populismo reaccionario, y en los eslóganes y sentimientos furiosos que se exhiben en sus ruidosos mítines, hay un extraño paralelismo con Donald Trump”. “Uribe estaba estrechamente relacionado con los paramilitares… Uribe dio a miles de paramilitares un amplio acuerdo de amnistía”.

¿Fake News?

El canal FoxNews informó en días pasados que dos antiguos agentes de la CIA descubrieron el paradero de un presunto submarino hundido utilizado por el antiguo cartel de Medellín en una estrategia desconocida instaurada desde antes de la muerte de Pablo Escobar, para contrabandear cocaína desde Colombia hacia Puerto Rico. Las imágenes submarinas no son contundentes, pero una fuente de la Policía colombiana recordó que el exsicario John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, aseguró en 2015 algo que parece ciencia ficción: que él fue testigo de una presunta alianza con los hermanos Castro, que le entregó un mensaje a Gabriel García Márquez para que lo llevara a Cuba. En ese mensaje “Pablo Escobar le estaba pidiendo a Fidel un submarino ruso para llevar la droga desde México a La Habana, y con ese submarino, a Miami”. Eso lo dice en una entrevista que publicó el canal argentino Todo Noticias y en la que insistió: “Raúl Castro recibía la cocaína de parte de Pablo Escobar y Fidel estaba al tanto”.

Agenda apretada

El viernes, apenas se confirmó que el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, vendrá Colombia, las campañas presidenciales ordenaron hacer contacto con la Embajada de Estados Unidos en busca de una audiencia. Del lado del Centro Democrático, porque lo único que ha dicho el funcionario sobre Colombia desde que se posesionó es que “revisará el nivel de apoyo al proceso de paz” con el hoy partido político FARC. Del lado del exprocurador Alejandro Ordóñez una fuente dijo que tratarán de acercarse por su lado religioso, pues leyeron en Wikipedia: “Es un cristiano comprometido. Ha donado en gran medida a la Asociación Nacional de Iglesias Cristianas Congregacionales. También va a la iglesia cada semana y enseña un estudio de la Biblia”. Del lado del gobierno de Juan Manuel Santos la agenda incluye darle claridad sobre el posconflicto con la exguerrilla y la crisis de Venezuela.

Por la democracia

La tasa de abstencionismo en Colombia, históricamente, siempre ha sido más alta que la votación que les da el triunfo a los gobernantes en nuestro país. Por ejemplo, en las elecciones presidenciales de 2014, el 59,9 % de los colombianos se abstuvo de votar en primera vuelta. En segunda, aunque hubo una leve disminución, la cifra siguió superando la mitad del censo electoral, con el 52,03 %. Y los resultados del plebiscito del 2 de octubre de 2016 fueron aún peores: el 62,60 % de los colombianos no salió a votar. La apatía por la política, en gran medida, podría explicar ese comportamiento que, de todos modos, ha venido tratando de ser contrarrestado por las autoridades electorales. Por eso, para los comicios de este año, tanto legislativos como presidenciales, la Registraduría ha echado mano de un nuevo incentivo para los votantes primerizos. Las personas que recién hayan cumplido su mayoría de edad y decidan ejercer el derecho al voto por primera vez en su vida, recibirán un diploma de reconocimiento por el sentido de responsabilidad con el país que tiene el hecho de acudir a las urnas a elegir a sus gobernantes. El diploma no lo recibirán quienes no hayan votado antes en un proceso electoral, pudiendo haberlo hecho.

Paz enredada

Esta semana, los fieles seguidores de las redes sociales se percataron de un trino que publicó una de las cuentas oficiales de Twitter de la guerrilla del Eln (@ELN_RANPAL_COL), en el que parecía dar información de última hora sobre operativos perpetrados contra esa organización por parte del Ejército Nacional. Sin embargo, al ver en detalle lo que realmente publicó la mencionada cuenta de Twitter, se trataba de una burla en contra del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas. Era un video, acompañado de la frase “#ÚLTIMOMINUTO Luis Carlos Villegas @mindefensa en operativos contra el Eln”, en el que aparecía un hombre con sobrepeso tratando de bajar una montaña y, mientras corre, se tropieza y cae rodando por un barranco. Evidentemente, quienes alcanzaron a ver el trino ofensivo contra el jefe de la cartera de Defensa comentaron la poca seriedad con la que se toma esa organización los diálogos de paz con el Gobierno al tiempo que comete una seguidilla de ataques en distintas regiones.

La otra Bogotá

Aunque en Colombia no se le ha prestado mucha atención, para la 47ª edición del Festival Internacional de Cine de Rotterdam, en Holanda, llamó poderosamente la atención de los encargados de la selección de documentales la obra Cartucho, dirigida por Andrés Chaves Sánchez, becario del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico de Colombia en 2016. Con imágenes sobrecogedoras obtenidas durante muchos meses de trabajo de calle, reconstruyó la historia del Cartucho y el Bronx, las ollas más grandes de microtráfico de drogas en Colombia, un “hoyo negro” que refleja la dimensión más humana e inhumana de un fenómeno global. Claro, lo que más sorprendió a los cinéfilos europeos es que todo eso exista “en pleno corazón de Bogotá y cerca del Palacio Presidencial y la Plaza de Bolívar”, supuestamente la zona más vigilada por la Fuerza Pública. El espectador entiende por qué la paz está lejana.

En arameo

Con la entonación del Qaddish, una plegaria fundamental del judaísmo, recitada en arameo, se cerró ayer en el coliseo del Colegio Colombo-Hebreo, en el norte de Bogotá, el Día Internacional de Conmemoración en memoria de las víctimas del Holocausto. Llamó la atención la asistencia no sólo de la comunidad judía, sino de personajes como Rodrigo Rivera, alto comisionado para la Paz, y Martín Santiago, coordinador residente de Naciones Unidas en Colombia. Cada 27 de enero, Naciones Unidas rinde tributo a la memoria de las víctimas del exterminio nazi. Este año el lema fue “Recordemos hoy y por siempre” e incluyó la presentación del documental “El camino hacia el genocidio nazi” -producido por el United States Holocaust Memorial Museum-, una exposición de posters alusivos a la propaganda que gobernó la ideología nazi entre 1933 y 1945 en Alemania, interpretaciones por parte del Coro del Colegio Colombo-Hebreo y la presentación del ballet Schindler’s List.

 

últimas noticias

Más protección