¿Y los cuadros?

Un abogado cercano a Jesús Amado Sarria Agredo, exesposo de Elizabeth Montoya, la recordada Monita retrechera del Proceso 8.000 durante el gobierno de Ernesto Samper, no sólo criticó que el Consejo de Estado negara una “justa indemnización” por más de $2.300 millones que pretendía obtener el detenido empresario por la ocupación e incautación de la finca Praga cuando fue procesado por enriquecimiento ilícito, sino que aseguró que en manos de la antigua Dirección Nacional de Estupefacientes se perdió una pinacoteca de los Sarria Montoya.

Se trata de once obras, entre las que se encontraban un dibujo de Dalí, dos de David Manzur y pinturas de Luis Caballero, Pedro Nel Gómez y otros identificados como Núñez, Muñoz y Glushenkoff, según la fuente, adquiridas desde 1988 como parte del trabajo de corredora de arte de Montoya, asesinada en 1996. El propio Sarria la habría acompañado a varias subastas de arte internacional, incluso en La Habana donde consiguió el dibujo en tinta de la Gala de Dalí. Sarria cumple condena de 10 años de prisión por el atentado contra el comerciante de esmeraldas Elkin Yesid Barajas, el 2 de abril de 2008 en el parqueadero de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Muy concretos

El Archivo de Bogotá recibió en las últimas semanas planos de la historia de los más emblemáticos edificios de la ciudad, como el antiguo Palacio de Justicia, destruido durante el holocausto de 1985. Los restauradores que los estudian aseguran que serán valiosos para reconstruir la historia arquitectónica de la capital del país. Enterado del hecho, alguien muy acucioso allegó 34 mil documentos sobre edificios levantados por la constructora de Pedro Gómez Barrero para que sean incorporados a la muestra. Habrá debate de expertos.

Ola verde

Hace unos días estuvo de visita en Colombia el presidente de la Confederación Mundial de Joyería, Gaetano Cavalieri. Visitó el municipio de Chivor, Boyacá, sus minas, y vio cómo se extraen las esmeraldas más caras del mundo. Pero les advirtió a los empresarios nacionales que vayan pensando en construir laboratorios para producir joyas sintéticas, porque la explotación a campo abierto no es sostenible, no es renovable y cada vez implica más gastos, más daños ambientales y menos utilidades. Amparado en esa campaña global, Cavalieri ha sido recibido en audiencia personal con el papa Francisco en la ciudad del Vaticano, donde pidió el respaldo de la Fundación Centesimus Annus pro Pontífice, y por el expresidente norteamericano Bill Clinton. En el occidente de Boyacá dicen que los herederos de familias esmeralderas, como los Carranza y Triana, están estudiando a las nuevas generaciones para renovar el mercado y evitar más guerras verdes.

Hace 19 años

El pasado martes 3 de octubre se presentó en Quito, Ecuador, con la intervención de Pablo Beltrán, comandante y vocero del Eln, el libro Machuca. En Colombia nadie lo registró, pero la presencia del negociador de paz resultó sorprendente, teniendo en cuenta que la tragedia sucedida en el corregimiento de Segovia, Antioquia, el 18 de octubre de 1998, es el mayor crimen del que se acusa al Ejército de Liberación Nacional. Ese día la guerrilla atentó contra el oleoducto de Ocensa y el derrame de hidrocarburos generó un incendio que arrasó el caserío y causó la muerte de 84 personas. El autor es el periodista e investigador social irlandés Gearóid Ó Loingsigh con el respaldo de la Corporación Periferia-Comunicación Alternativa y la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos.

¿Plagio?

En el debate sobre la estatutaria de la Justicia Especial para la Paz, el senador José Obdulio Gaviria advirtió de lo que, según él, sería una copia del artículo cuarto del texto, que tendría apartes de un artículo del autor uruguayo Juan Llambiás de Azevedo, titulado “Sobre la justicia prospectiva”. El texto reproducido dice: “El paradigma orientador ha de ser aquí el pensamiento de que la comunidad política no es sólo una unión de coetáneos, sino también un vínculo entre generaciones que se eslabonan en el tiempo”. Y, en efecto, la redacción coincide con lo mismo que escribió el autor uruguayo en la página 1.316 del Tomo II de las Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofía, realizado en Mendoza (Argentina), en 1949.

Negocio maduro

La Interpol de Venezuela y Colombia quedaron bajo alerta esta semana a raíz del decomiso de dos toneladas y media de cocaína en Marruecos. Según el reporte de inteligencia, la droga fue descubierta en dos haciendas en la región de Sjirat. Llegó en barco desde Venezuela, al parecer luego de ser refinada en Colombia, y almacenada en paquetes de cien kilos. El destino era Europa. Con el testimonio de 15 detenidos, 13 marroquíes con nacionalidad española y dos más con nacionalidad holandesa, se espera adelantar operativos en Suramérica, pues el año pasado había caído una tonelada y media. En el norte de África buscan a venezolanos y colombianos en ciudades receptoras de la droga como Nador, Meknés, Casablanca, Tánger y Fez.

No olvidan

A raíz de los rumores de un eventual indulto en favor del condenado expresidente peruano Alberto Fujimori, en los medios de comunicación del país vecino recordaron esta semana que hace casi 17 años escapaba hacia Japón luego de que la revista colombiana Cambio revelara una entrevista con Roberto Escobar Gaviria, hermano de Pablo Escobar, en la que aseguró que le había entregado un millón de dólares a Vladimiro Montesinos, asesor de inteligencia de Fujimori, para financiar la primera campaña electoral a cambio de tránsito libre de coca a través de la frontera con Colombia.

No olvidan II

Esto añadiendo que alias el Osito es el mismo que pretendía que al denunciar al mandatario peruano podría negociar con la DEA una operación quirúrgica para recuperar la vista, sentido que perdió casi por completo durante un atentado con una carta bomba que le mandaron a la cárcel de Itagüí, y que Escobar amenazó recientemente a los productores de la serie Narcos, emitida vía Netflix sin autorización de la familia del exjefe del cartel de Medellín.

Arde Roma

Una fuente bien informada nos contó desde la capital italiana que la visita del papa a Colombia fue aprovechada por los radicales del Estado vaticano para promover una guerra sucia, a través del exrevisor financiero Libero Milone, contra las medidas que Francisco trata de implementar a fin de que el Instituto IOR, la banca vaticana, no siga influenciada por empresarios tan controvertidos como Ettore Gotti Tedeschi, expresidente de la entidad y a quien se considera con la capacidad política y económica para dividir a los cardenales que manejan el poder en curia de la Iglesia católica en Roma. De este pulso dependerá hasta cuándo dure el pontificado del argentino. Tanto él como sus cercanos amigos latinoamericanos serían desplazados de nuevo por el tradicional poder italiano.