Piden sanción para rectora que permitió protesta contra estudiantes lesbianas

<p>El senador Armando Benedetti y la directora de Colombia Diversa, Marcela Sánchez, denunciarán este lunes ante la Procuraduría a la rectora del colegio Leonardo Da Vinci y al alcalde de Manizales, por permitir una protesta en la institución contra dos estudiantes que habían sido expulsadas por su condición de lesbianas.</p>

 Ante la Procuraduría General de la Nación, el senador Armando Benedetti presentará este lunes una queja disciplinaria contra el alcalde de Manizales, Juan Manuel Llano Uribe, y contra la rectora del Colegio Leonardo Da Vinci, Magola Franco Pérez, por permitir una protesta en la institución educativa contra dos estudiantes que fueron expulsadas por su tendencia sexual.

Hace pocos días las mismas estudiantes ganaron una tutela que obliga a las directivas del colegio a permitir su reintegro. Sin embargo, cuando las dos niñas retornaron a la institución educativa para efectuar su matrícula, fueron abucheadas y maltratadas verbalmente por el resto de las estudiantes de dicho colegio.

"La señora Magola Franco Pérez se burló de la justicia y permitió que dos menores fueran discriminadas por ser lesbianas. Aunque cumplió el mandato de la tutela que le obligaba a volverlas a matricular en la institución, facilitó y no sabemos si incitó, a un acto de protesta en la que 700 alumnos arengaron su nombre y pidieron que las jóvenes se retiren del colegio", dijo Benedetti.

Para el legislador, la rectora tenía todas las atribuciones para disolver la protesta discriminatoria e intolerante contra las jóvenes, pero "su espíritu rebelde frente a las disposiciones constitucionales" la hizo callar y con su beneplácito convalidó la actitud de las estudiantes que realizaban la protesta.

Por esta omisión sin excusa y extralimitación de funciones, Benedetti anunció que le solicitará al Procurador suspender a la señora Franco debido a la evidente existencia de serios elementos de juicio que permiten establecer que la permanencia en el cargo de rectora posibilita su interferencia en el trámite de la investigación, dado su grado de superioridad frente a docentes y estudiantes.

"Al Alcalde Llano también le cabe responsabilidad por su silencio ante el hecho. No actuó ante el acto discriminatorio ni realizó pronunciamiento público o expidió directiva mediante el cual se defendieran los derechos fundamentales de los estudiantes. Por esto debe ser sancionado", explicó.

En el mismo sentido, ante el Ministerio del Educación tanto el congresista como la directora de Colombia Diversa, pedirán que se hagan respetar la Constitución Nacional frente a los hechos y pedir perdón a las niñas objeto de la protesta, a sus padres, su familia y a la comunidad LGTB de Colombia.

Finalmente, se pedirá a la propia ministra Cecilia María Vélez que cree una comisión de observación sobre actos discriminatorios en instituciones educativas.

Temas relacionados