Al volante de: Ford Escape híbrida

Noticias destacadas de Autos

Un clásico norteamericano se reinventa. Menos emisiones y más dinámica para el SUV compacto de la marca del óvalo.

Ford creó un producto para apreciar de lejos. Así es, a distancia, observando cada uno de sus detalles. Las llantas, la parrilla y las líneas. Visitando constantemente la parte trasera del vehículo para presenciar cómo se desparrama en forma horizontal el nombre de una línea que parece ajena a su pasado.

Dice Escape, pero en su mente, casi a través de uno de esos impulsos que ignoran los sentidos y se dejan llevar por la memoria, cualquiera podría leer otro nombre. Uno más europeo, quizás alemán, porque si hay algo difícil de ignorar es que esta nueva generación se asemeja más a un deportivo de lujo que a ese SUV compacto que la marca posicionó entre la EcoSport y la Edge.

Lea también: Al volante de: La versión híbrida del Fusion.

Tras la sorpresa llega la acción, porque la Ford Escape híbrida, aquel SUV cuya llegada a Colombia se anunció semanas después de iniciado el aislamiento preventivo, trae sorpresas para quienes controlen su volante. O bueno, por lo menos eso fue lo que pasó con el equipo de Al Volante de, el espacio dedicado a exponer las características y sensaciones que generan los vehículos que ruedan por el país.

Un grito en el silencio

Respuesta y entrega inmediata, en eso se basa este SUV. Su corazón responde al trabajo en conjunto de un motor eléctrico y otro a gasolina de 2.5 litros. Cuando ambos producen movimiento, y las condiciones viales se prestan para ello, una potencia combinada de 200 caballos genera reacciones dentro del habitáculo.

Le puede interesar: Al volante de: Blazer RS

Es un híbrido no enchufable, cuya batería eléctrica se carga con el frenado, generando una animación en ese espacio que alguna vez fue hogar de los tacómetros análogos (pantalla digital de 12,3 pulgadas) , y que en este caso es ocupado por animaciones en alta resolución sobre la velocidad, las revoluciones y el estado del vehículo y sus componentes.

La ya mencionada animación sobre la carga de las baterías en el momento en que el auto frena o el pedal derecho deja de ser presionado también indica que esta generación de la Escape puede alcanzar velocidades de 70 a 80 km/h en modo eléctrico, según observó este medio en la prueba, aunque el fabricante asegura que puede alcanzar los 130 km/h.

La respuesta al acelerador bien podría llamarse un grito en el silencio, pues la entrega es casi inmediata y la insonorización interna aleja el esfuerzo combinado de los motores para que sus ocupantes no se percaten del caballaje que está trabajando bajo el capó y que se transmite en una tracción AWD (All Wheel Drive). Respuesta rápida, en una transmisión electrónica continua variable (eCVT).

Siendo un híbrido sería imposible ignorar su consumo de combustible. Sin embargo, es igualmente imposible entregar una cifra sin antes mencionar que esta varía según la exigencia del piloto y los lugares que se transite (ciudad, carretera, etc.). En este caso, donde se combinó el uso urbano con la posibilidad de acelerar fuera de la ciudad, el consumo fue de 60 a 65 kilómetros por galón. Punto a favor frente a referencias del mismo segmento.

Espacio y tecnología

Es un híbrido que no arriesga comodidad. Por ser un auto fabricado por una de las casas más representativas de la industria automotriz estadounidense, no sorprende la comodidad que ofrece para el piloto y el copiloto. Las plazas delanteras, electrónicamente ajustables, son de cuero y al igual que el resto de los componentes interiores demuestran calidad y resistencia. Por lo menos, algo a tener en cuenta cuando se busca un carro longevo.

Lea también: Ford Explorer se renueva.

La parte trasera es cómoda para cuatro personas; cinco, si la del medio se ajusta al poco elevado túnel de transmisión. Este carro no sacrificó espacio para incluir su batería eléctrica, pues esta se ubica bajo los asientos traseros. Resalta el baúl con capacidad de 974 litros, cuya compuerta se puede accionar a distancia por medio de esas cada vez más inteligentes llaves inalámbricas (sin la tradicional de metal).

En cuanto a la seguridad y los asistentes de manejo, este modelo también da de qué hablar. Un total de siete airbags son un sinónimo de seguridad que, sumados a todos los componentes estructurales, han hecho que organizaciones como el instituto para la seguridad en carreteras en Estados Unidos (IIHS) califique co- mo “bueno” al coche en la mayoría de las pruebas este rubro.

Su precio en Colombia es de $147’990.000, por lo que cuenta con la mayoría de las asistencias a la conducción que un carro de este precio ofrece. Sobresale el sistema de centrado de carril, el detector de peatones, el AdvanceTrac y la asistencia de parqueo autónomo. También lo hace su dirección, la cual, así suene trillado tratándose de un modelo nuevo, debe ser una de las más suaves del mercado.

El segmento SUV ofrece alternativas para todos los gustos. Esta opción en particular puede satisfacer las necesidades de quienes buscan una alternativa a la vanguardia, con un consumo sobresaliente frente a sus competidores y unas prestaciones que no decepcionan. Economía, entrega y acabados. Esos tres puntos resaltan en la Escape híbrida.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.