General Motors invertirá en Nikola para la fabricación de camiones eléctricos

Noticias destacadas de Autos

Las dos firmas unen fuerzas para reforzar su portafolio en vehículos de carga que se mueven con energías limpias. La compra del 11% por parte de GM aumentó el valor en la bolsa de ambas compañías.

El grupo estadounidense General Motors (GM) anunció el martes que obtendrá del 11% de las acciones del fabricante de camiones eléctricos y a hidrógeno Nikola a cambio de proveerla de tecnología y fabricación.

Conozca: El portal de Autos de El Espectador

GM suministrará servicios para camiones eléctricos y “diseñará, homologará, validará y fabricará las baterías Nikola Badger en sus versiones eléctricas y de pila de combustible”, dijeron las empresas en una nota conjunta

El Nikola Badger es una camioneta eléctrica del tipo pick up, con capacidad de carga de 8.000 libras, y con una potencia de 906 HP.

La acción de Nikola subía 45% y la de GM 8% poco después a los intercambios electrónicos previos a la apertura de la Bolsa.

No deje de leer: Así está el mercado de autos en Colombia en lo que va de 2020

“Esta asociación estratégica con Nikola, un claro líder en la industria, continúa el despliegue más amplio de la batería Ultium completamente nueva de General Motors y los sistemas de pila de combustible Hydrotec”, dijo Mary Barra, presidenta y directora ejecutiva de General Motors. "Estamos aumentando nuestra presencia en múltiples segmentos de vehículos eléctricos de alto volumen mientras construimos escala para reducir los costos de baterías y celdas de combustible y aumentar la rentabilidad. Además, aplicar las soluciones de tecnología electrificada de General Motors a la clase de vehículos comerciales de servicio pesado es otro paso importante en el cumplimiento de nuestra visión de un futuro sin emisiones ". El acuerdo con Nikola extiende la utilización de General Motors de su tecnología de celda de combustible a la Clase.

General Motors (GM) y Honda anunciaron el pasado jueves su intención de establecer una “alianza estratégica” en Norteamérica por la que compartirían plataformas de vehículos y sistemas de propulsión, tanto para motores de combustión como eléctricos.

Las dos compañías señalaron que las conversaciones para planificar el desarrollo conjunto “empezarán de forma inmediata” y que a principios de 2021 empezará el desarrollo de ingeniería.

Con esto es clara la intención de uno de los principales fabricantes de autos norteamericanos por darle un giro hacía los vehículos de energías limpiar en los próximos años.

Comparte en redes: