Distrito extremó medidas para evitar motines

Albergue para venezolanos: ¿fuera de control?