100 cambuches han sido desmontados en los cerros orientales de Bogotá

La cifra corresponde a los operativos de los últimos seis meses.

Archivo

Continúan los coletazos del macabro hallazgo que se hizo en diciembre de 2015 en el cerro de Monserrate, en el oriente de Bogotá. Este jueves, las autoridades distritales reportaron que el trabajo conjunto entre la Alcaldía Local de Santa Fe y la Policía Metropolitana de Bogotá, ha logrado desmontar cerca de 100 asentamientos ilegales en los últimos seis meses en los cerros orientales de la capital del país.

El Distrito indicó que en los desmontes que han realizado durante los últimos días, hay varias personas que han declarado ser desplazadas, y que fueron desalojadas de los ‘cambuches’, construidos con pedazos de madera, alambres, cartón, plásticos, entre otros materiales. Según los cálculos iniciales, en esos últimos desmontes habían 14 personas que ocupaban dichos terrenos de manera irregular en los cerros orientales. Durante dichas intervenciones, las autoridades incautaron armas blancas y desmontaron cultivos artesanales de marihuana.

Carlos Borja, el alcalde menor de la localidad de Santa Fe, también manifestó que las personas que fueron desalojadas se negaron a recibir asistencia de la Secretaría de Integración Social. Asimismo, no permitieron que los niños que allí se encontraban fueran entregados al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Asimismo, el mandatario de Santa Fe aseguró que, debido a que los asentamientos son muy fáciles de volver a construir, el trabajo de desmonte de dichos ‘cambuches’ debe continuar de manera constante, con el fin de evitar implicaciones en los cerros orientales.

“Más o menos el 98% de los cambuches intervenidos pertenecían a habitantes de calle. El 2% restante es el que nos preocupa porque ya son construcciones más robustas”, concluyó Borja, quien además indicó que los desalojos en los cerros se hicieron en 20 intervenciones que realizaron las autoridades durante los últimos seis meses.