115 casas habitadas sin permiso y con problemas estructurales

La Personería dio a conocer el caso de la urbanización Rincón de Bolonia I. la Alcaldía, además, sigue quedada en su meta de gestionar 70.000 viviendas.

Archivo
A las dificultades que tiene el Distrito para cumplir su meta de gestionar 70.000 viviendas se suma la falta de calidad en las construcción de, al menos, 115 que hacen parte del proyecto Rincón de Bolonia I, en la localidad de Usme. La Personería denunció este viernes que se trata de casas “con fisuras y humedades, vías y andenes sin terminar o mal construidos y presencia de terreno inclinado con desprendimientos”.
 
Lo que más critica el ente de control es que las autoridades distritales, a pesar de conocer esta situación, no han actuado con vehemencia, y la comunidad se ha visto obligada a hacer esfuerzos que no tenían contemplados, como “buscar recursos para arreglarlas ante los incumplimientos de la Constructora y para los gastos de la motobomba que impulse agua a sus casas. Eso sin contar que tendrán que pagar administrador, contador, empresa de vigilancia, todero y correr con todos los gastos de mantenimiento de las zonas comunes, pues a la constructora se le ocurrió inscribir el conjunto como de propiedad horizontal”.
 
El agua deben llevarla ellos mismos porque la constructora no ubicó el tanque de almacenamiento en la parte alta, como lo había recomendado la Empresa de Acueducto de Bogotá para que el sistema funcionara por gravedad, sino abajo, contiguo al salón comunal.
 
El IDU, por su parte, en un concepto técnico sobre las vías, estableció: “No hay vías entregadas y los avances de ejecución de las obras viales no cumplen con las especificaciones técnicas de diseño en cuanto a los espesores granulares; la base asfáltica aplicada a la vía no es la mezcla aprobada, se encuentran evidencias de su baja calidad y contaminación de la capa instalada. Los andenes construidos no se ejecutaron de acuerdo a la cartilla de diseño de andenes; por ende no cuenta con la aprobación por parte del IDU o de la Secretaría de Planeación”.
 
El Acueducto, a su vez, confirmó que los pozos y sumideros de las vías necesarios para canalizar las aguas lluvias no han sido recibidos. La Secretaría de Hábitat tampoco ha expedido el permiso de habitabilidad, a pesar de lo cual en las casas viven sus dueños desde hace dos años. “La Alcaldía de Usme informó que no otorgó al constructor el permiso de ocupación debido a que las obras de urbanismo aún no se encontraban en un avance de ejecución tal que les permitiera una habitabilidad”, precisa la Personería. “No obstante, reconocen que luego llegaron tarde a realizar el control urbano, pues ya estaban habitadas”.
 
Este caso, como se indicó al comienzo, demuestra que el Distrito tiene problemas con la calidad de las casas que ha gestionado al tiempo que sigue quedado en las metas para gestionar las 70.000 viviendas de interés prioritario y social propuestas en el Plan de Desarrollo.
 
Información de la Secretaría de Hábitat indica que, con corte al 10 de marzo pasado, ese número iba en 28.317, es decir, el 40,4% de la meta. De esas, 18.734 las ha gestionado el Distrito y el resto (9.583) son de programas de la Nación.
 
De todas, el 42% está en construcción; el 14,2%, en obras de urbanismo; el 20,6%, en trámite de licenciamiento, y el 23%, en estudios y diseños.
Temas relacionados