$150 mil millones, lo que espera Bogotá por visita del papa

Se espera que los sectores de hotelería y turismo, así como restaurantes, transporte, artes gráficas y restaurantes sean los más beneficiados, ayudando de paso a dinamizar la economía capitalina.

Alcaldía de Bogotá.

La visita del papa Francisco a Colombia no solo ha revitalizado el fervor por la figura del sumo pontífice: también se ha convertido en una oportunidad para inyectarle dinamismo a la economía. En el caso de Bogotá, la administración prevé percibir ingresos por el orden de los $150 mil millones. 

De acuerdo con el secretario de Desarrollo Económico, Juan Miguel Durán, por cuenta de la visita del papa los próximos 6 y 7 de septiembre, se espera un impulso en sectores como hotelería y turismo, restaurantes, transporte aéreo y terrestre de pasajeros y artes gráficas. Las proyecciones están respaldadas también por cálculos del Instituto Distrital de Turismo.

Según la administración, serán al menos 700 mil las personas que se movilizarán hacia Bogotá por cuenta de Francisco, de las cuales 175 mil vendrían de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Huila y Tolima. De este grupo también harán parte unos 23 MIL peregrinos de otras nacionalidades, dentro de los cuales se cuentan periodistas extranjeros y acompañantes eclesiásticos.

“Se espera que la visita del papa impacte positivamente el PIB de la capital, incrementándolo entre el 0,4 % y el 0,5 % en el tercer trimestre. Esto tomando en cuenta que un turista extranjero gasta en promedio unos 170 dólares diarios ($510 mil) y uno nacional 19 dólares ($57 mil). Esta activación económica es supremamente importante para todos los comerciantes y los bogotanos en general porque así reactivaremos nuestra economía”, manifestó el secretario de Desarrollo Económico.

Solo en el sector hotelero se espera una ocupación del 85 %, teniendo en cuenta que al menos el 20 % de los visitantes podría pasar dos noches en la capital. Se destaca además que el 78 % de los hoteles ofrece recorridos turísticos, muchos con contenido naturalista, religioso y de compras.

“Los sectores manufactureros que más se dinamizarán por cuenta de la visita papal son los de productos alimenticios, bebidas, confecciones e impresión y artes gráficas. Estos últimos por su alto grado de relacionamiento con la adquisición de recordatorios y elementos conmemorativos de la visita”, agregó el Distrito.

Para facilitar el tránsito de viajeros, las aerolíneas ofrecerán 11.900 sillas tanto en vuelos nacionales como internacionales hacia Bogotá, mientras que las empresas de transporte intermunicipal contarán con una disposición de 100.616 asientos desde las diferentes ciudades del país. Otro segmento que también espera disparar sus ventas es el de la comercialización de artículos religiosos, ya que en la capital del país hay por lo menos 300 tiendas especializadas en este tipo de productos.