Para 2038 Bogotá tendrá sistemas de transporte consolidados: Clara López

Dijo que el primer paso será la puesta en marcha del Sistema Integrado de Transporte Público el próximo año.

La alcaldesa Clara López Obregón, durante su intervención en la clausura del Foro ‘Bogotá 2038’, habló de uno de los temas prioritarios para los bogotanos, la movilidad. La burgomaestre dijo que para el año 2038 la capital tendrá articulados todos los sistemas de transporte que comunicarán a la ciudad con Cundinamarca.

Señaló que uno de los primeros pasos para lograrlo es la puesta en marcha del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Anunció que a partir del mes de febrero de 2012 se verán rodar por la ciudad los buses que integrarán “el moderno sistema de transporte pensado desde la inclusión social”.

Uno de los temas más recurrentes durante el foro fue la construcción del Metro para Bogotá, propuesta que fue respaldada por la alcaldesa Clara López, quien dijo que “no es aceptable seguir aplazando la construcción del metro; solo dos capitales del mundo del tamaño de Bogotá no tienen metro”, al tiempo que argumentó que su construcción se hace necesaria teniendo en cuenta el incremento poblacional de la ciudad y la disminución de terrenos para la construcción de vías para buses.

Por otra parte, la alcaldesa también habló del cuidado al río Bogotá. Tanto la mandataria distrital, como el gobernador de Cundinamarca, Andrés González, coincidieron en que es necesario consolidar, antes de 2038, un proyecto ambiental ambicioso que permita la recuperación de ese afluente, el mantenimiento de páramos y fuentes hídricas, y el aprovechamiento de los recursos de manera responsable.

Entre tanto, el gobernador de Cundinamarca destacó que lo esencial para el desarrollo de la Región es la ordenación del territorio como instrumento de equidad social, de manera que se permita transferir beneficios de una ciudad a otra, y destacó el trabajo que se realiza con el Distrito en la consolidación de la Región Administrativa de Planificación Especial (RAPE) que le permitirá a Bogotá, Cundinamarca y otros departamentos cercanos fortalecer su economía y desarrollo social.

Finalmente se discutió sobre la posibilidad de integrar el sistema de salud de Bogotá con el de Cundinamarca, con el fin de garantizar el derecho a la salud y la calidad en los servicios, actualmente la red hospitalaria distrital atiende a gran número de personas provenientes de diferentes municipios aledaños, y lo que se quiere es un sistema de salud único que le permita fortalecer el sistema de manera que se superen las limitaciones impuestas por la ley 100.