Para 2038 Bogotá tendrá suministro de agua potable: Acueducto

El gerente de esa entidad, Luis Fernando Ulloa, dijo que una de las obras prioritarias es la construcción de grandes redes de alcantarillado.

Una de las propuestas de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) para contribuir en la ciudad del futuro es la construcción de un sistema de drenaje profundo para enfrentar los retos de la densificación de la ciudad y los impactos de los fenómenos climáticos extremos que traerá el calentamiento global.

El gerente General del Acueducto de Bogotá, Luis Fernando Ulloa Vergara, sostuvo que aunque actualmente la infraestructura de 14 mil kilómetros de redes responde a la demanda de la ciudad, en un futuro estas redes podrían ser insuficientes, si no se ejecuta la construcción de grandes redes de alcantarillado profundo.

Algunas de estas redes deberán ir en algunos puntos por debajo de las futuras líneas del Metro y tendrán que atravesar las zonas de renovación urbana. De esta forma se podrán evitar inundaciones en el futuro. “Las nuevas obras de drenaje contribuirán con la competitividad de la Bogotá 2038 y estas tendrán que ir asociadas a la recuperación de los ríos”, dijo Ulloa.

“Ejemplos de recuperación urbanística alrededor del agua son el malecón de Guayaquil o Puerto Madero en Buenos Aires. Bogotá debe caminar hacia una vocación de prestación de servicios ambientales y de ecoturismo donde el agua sea el eje articulador del desarrollo urbano de la ciudad”, agregó.

Ulloa Vergara señaló que Bogotá en 2038 contará con suministro de agua potable en condiciones de calidad y continuidad para los más de 10 millones de habitantes que tendrá la ciudad capital, pero que no se debe descuidar la inversión de nueva infraestructura; para lo cual se requerirá de empresas de servicios sostenibles financieramente con la capacidad de mantener la infraestructura y acometer inversiones en adaptación al cambio climático.

“Con el concurso de todas las instituciones públicas y privadas la ciudad podrá en 2038 contar con unos páramos, cerros y humedales protegidos integralmente y tener saneado el río Bogotá y sus tributarios (Fucha, Tunjuelo y Salitre) así como garantizados servicios confiables de acueducto y alcantarillo sanitario y pluvial con una ciudad donde se habrán implementado medidas de adaptación al cambio climático y urbanizaciones sostenibles que reducirán el riesgo de inundaciones”, concluyó.
 

últimas noticias

Rescatan "mono aullador" en Bogotá

A ahorrar gas mientras se supera la crisis