24 concejales involucrados en nuevas revelaciones del carrusel de contratos

El exconcejal Hipólito Moreno, detenido el pasado 21 de mayo, prendió el ventilador.

Archivo El Espectador

Caracol Radio hizo importantes revelaciones del llamado carrusel de la contratación aunque la Fiscalía no confirma tales versiones. 24 concejales de Bogotá involucrados, embajadores salpicados y comisiones a las empresas de Energía y Acueducto son algunos de los nuevos episodios que piden ser investigados.

Esa emisora radial dice que “mientras en la cárcel La Picota, Iván Moreno está hoy convertido en una especie de capo del penal, en el mandamás, en el hombre que impone su ley entre sus compañeros del patio, el ERE SUR, entre ellos el abogado lobista Álvaro Dávila y el entonces contralor Miguel Ángel Moralesrussi, y cerca de allí al exsecretario de Salud, Héctor Zambrano; el concejal del partido Verde, José Juan Rodríguez; y el expersonero Francisco Rojas Birry; en la Fiscalía, otros testigos están destapando las cartas aún ocultas del carrusel”.

La denuncia revelada señala que “testigos están hablando a pesar de que han recibido amenazas que vienen desde la Picota” y “que incluso han sido víctimas en sus casas de la visita de policías disfrazados que han quedado grabados en los circuitos de seguridad y están siendo investigados por las autoridades. Fuentes aseguran que el abogado Álvaro Dávila está sometido a la presión de Iván Moreno y que se le ha visto por los pasillos de la Fiscalía General, a donde ha acudido varios días de esta semana que termina”.

Según el testigo conocido por Caracol Radio, “Julio Gómez tenía en el llavero a la concejal Angélica Lozano desde cuando fue alcaldesa de Chapinero. Lozano ha dicho que nunca ha visto a Julio Gómez”.

También involucró a la concejal Progresista Diana Alejandra Rodríguez. Así mismo, al liberal Jorge Ernesto Salamanca y a Liliana de Diago, exconcejal y esposa del exconcejal Leo César Diago.

El número de concejales y exconcejales involucrados según la denuncia de Caracol Radio son:

Partido de la U

Édgar Torrado, Severo Correa, Hipólito Moreno, Orlando Parada, Javier Palacio e Isaac Moreno.

Liberales

Jorge Durán Silva, Ernesto Salamanca y Ángela Benedetti.

Cambio Radical

Darío Fernando Cepeda, Fernando López, Julio Cesar Acosta, Jorge Lozada y Nelly Patricia Mosquera.

PIN

Rafael Escrucería.

Polo

Wilson Duarte y Fernando Rojas.

Partido Verde

Juan José Rodríguez, Edward Arias y Antonio Sanguino.

Conservadores

Omar Mejía y Soledad Tamayo.

Progresistas

Diana Alejandra Rodríguez.

El exconcejal Hipólito Moreno, detenido el pasado 21 de mayo luego de aceptar su participación en el llamado carrusel, contará en los próximos días ante la Fiscalía General de la Nación qué se hizo durante las administraciones de Enrique Peñalosa y Lucho Garzón.

“Como parte de ese acuerdo Hipólito habría señalado que la interventoría de los tramos de la calle 26 de la fase III de Transmilenio le fue entregada a un recomendado del entonces personero Herman Arias durante la alcaldía de Lucho Garzón”, indica Caracol Radio.

Según el testigo conocido por Caracol, las autoridades deben investigar versiones según las cuales existen tierras en poder de testaferros con las que se habría pagado el favor a la administración de Garzón, así como el papel de Édgar Ruiz, gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado en esa administración.

Por otra parte, involucrados en el caso dijeron a esa emisora radial que “las comisiones no solo se pagaron en las obras incumplidas como las de los Nule, que no solo falseaban los documentos, se robaban los anticipos y no pagaban las comisiones, sino que se pagaban en todas y cada una de las obras de la ciudad. Uno de ellos sostiene que por la obra del puente de la calle 100 con 15 que estuvo a cargo de la empresa Sainc Ingenieros Constructores S.A., dirigida por Daniel Reyes, el contratista también habría sido obligado a pagar la comisión. Esta empresa está en el proyecto de la alianza público privada del Tranvía con la actual administración”.

Igualmente, señalan que “los hermanos Carlos Alberto y Luis Héctor Solarte, quienes se unieron con la firma brasilera Odebrech S.A. para la construcción del túnel Tunjuelo-Canoas-Río Bogotá, y que involucra aproximadamente 247 millones de dólares, tuvo una adición del contrato para favorecer a Orlando Fajardo, señalado como uno de los principales contratistas de la Empresa de Acueducto manejada por Andrés Cardona, de quien dice la declaración habría sido el mayor beneficiado económicamente con el carrusel. El testigo asegura que la interventoría fue adjudicada precisamente a una firma de Fajardo con empresarios mexicanos. Fajardo es, según esta versión, financiador del concejal liberal Jorge Durán Silva”.

El testigo menciona contratos en los que estarían las empresas Patria y Pavimentos Colombia S.A., que fueron revelados por el periódico El Espectador, y donde habría resultado beneficiado el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz. El mandatario negó al periódico haber pagado comisiones.

Las acusaciones también salpican a Andrés González, entonces Gobernador de Cundinamarca y hoy embajador ante la OEA, con contratos superiores a los 100 mil millones de pesos.