Con 32 kilos de explosivos tumbarán torres de sede de la Defensoría

La implosión controlada está programada para el próximo domingo. La zona aledaña, en Chapinero, será sometida a procedimientos de seguridad, que incluyen la suspensión de servicios públicos.

La antigua sede de la Defensoría del Pueblo./ Cortesía Defensoría
La antigua sede de la Defensoría del Pueblo./ Cortesía Defensoría

El próximo domingo al mediodía, se detonarán 32 kilogramos de explosivos para derribar dos torres de la antigua sede de la Defensoría del Pueblo, ubicada en Chapinero. Así se dará paso a la construcción de una nueva locación para esa entidad, que contará con más de 12.000 metros cuadrados de obras, incluyendo un edificio de 7 pisos, en un proyecto que deberá ser ejecutado en 22 meses y que tendrá un costo de $42.000 millones.

Cuando llegue el momento de la explosión, a cargo de la empresa Voladuras Controladas de Colombia, se detendrá el tráfico en inmediaciones al lugar. Los operativos comenzarán desde las 6:00 a.m del domingo, momento en el que la Policía delimitará el perímetro de seguridad de la zona, desde la carrera 13 hasta la carrera Séptima y desde la calle 54 hasta la calle 56. Una hora después empezarán las labores de perifoneo y evacuación de la zona.

Durante los 30 minutos posteriores a la detonación, los ingenieros a cargo verificarán que no haya cargas explosivas sin detonar ni daños en las edificaciones vecinas. Los servicios de gas, agua y electricidad serán suspendidos en el sector desde las primeras horas de la mañana, como medida preventiva.

Así quedarán reducidas a escombros las torres A y B de la antigua sede de la Defensoría, que fueron construidas por la Fundación Rockefeller en 1948, para que fueran dedicadas a la investigación sobre temas de salud. Las edificaciones estuvieron a disposición de la Defensoría del Pueblo desde 1994, y a partir del próximo domingo dejarán su espacio a disposición de la construcción de instalaciones más modernas para la entidad.

 

Temas relacionados