80% de los menores de edad capturados en Bogotá son dejados en libertad

Los delitos más comunes en menores de edad son hurto (53%), tráfico de estupefacientes (22%), lesiones personales (8%), y delitos sexuales (6%).

Seguridad. Uno de los tres ejes sobre los que Enrique Peñalosa, alcalde Mayor de Bogotá, delineó las prioridades para su plan de trabajo en estos cuatro años. Sin embargo, y aún sin haber empezado formalmente actividades, desde el Concejo de Bogotá ya hay funcionarios que manifiestan su preocupación por uno de los temas que más preocupa a los habitantes de Bogotá.

El concejal Horacio José Serpa, del Partido Liberal, presentó este miércoles cifras de las localidades de la ciudad donde se presenta la mayor parte de los delitos cometidos por menores de edad. Al no poder ser juzgados igual que un mayor de 18 años, cuando son capturados, los menores de edad son ingresados al Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes (SRPA).

Según el reporte entregado por Serpa, soportado en informes de la Policía Metropolitana y de la Secretaría de Gobierno de Bogotá, entre enero y noviembre de 2015 fueron capturados 6.042 jóvenes. De ese total, el 60 por ciento pertenecía a las localidades de Kennedy, Suba, San Cristóbal, Rafael Uribe Uribe, Bosa, Fontibón y Ciudad Bolívar.

Según el cabildante, el informe "resulta preocupante que cerca del 25 por ciento de los menores que ingresan al SRPA reinciden y de ellos, la mayoría lo hace bajo el mismo delito. Por eso denunciamos nuevamente las fallas que presenta el Sistema, ya que más del 80 por ciento de ellos son dejados en libertad”.

Según los informes de las autoridades retomados por el concejal liberal, los delitos más comunes en menores de edad son hurto (53%), tráfico y porte de estupefacientes (22%), lesiones personales (8%), y delitos sexuales (6%).

Debido a su denuncia, Serpa hizo un llamado a la administración del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, para que implemente medidas urgentes “dirigidas a los menores entre 14 y 17 años de edad de estas localidades, para que abandonen la delincuencia y sean escolarizados y orientados hacia una vida productiva”.