'Acueducto dejó de preocuparse por calidad de agua por enfocarse en basuras': Contralor

El contralor de Bogotá dijo que también se dejaron de lado proyectos importantes para la ciudad.

Daniel Iannini/El Espectador.

Este miércoles el contralor Distrital, Diego Ardila Medina, se pronunció por la recolección de basuras en la ciudad por parte de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá. Manifestó su preocupación y señaló que la capital de la República terminó el año con “total improvisación”.

El funcionario, en diálogo con Caracol Radio, dijo que desde hace varios meses la Contraloría le ha solicitado a la Administración Distrital aclarar el esquema pero que lo único que ha recibido por parte de la Alcaldía son “respuestas tímidas”.

Ardila se mostró preocupado por los carros recolectores de basura que se van a traer del exterior. “Se van a comprar unos y otros se alquilan, pero como es apenas obvio y necesario, como reglamenta la materia, tendrá que existir una licitación en la que se adjudicarán zonas de aseo, por supuesto a empresas privadas, y el Acueducto irá como un proponente más en igualdad de condiciones, entonces no se sabe si se le van a adjudicar o no zonas”.

En este sentido agregó: “entonces qué va a pasar con esos carros que va a comprar la EAAB, qué va a pasar con esos carros que van a traer desde el exterior por un tiempo para arrendarlos, qué van a hacer después con esos vehículos aquí”.

El jefe del ente de control distrital aseguró que los pronunciamientos por parte de la Contraloría han sido sobre los costos recurrentes. “Hay un desorden total tanto en la prestación de servicio público como en las finanzas de Bogotá en esta materia”.

“Estamos evaluando hasta dónde va a llegar el daño al patrimonio público y acá tienen que responder los funcionarios que actuaron de esta forma”, puntualizó.

Señaló que es grave que el gerente del Acueducto, Diego Bravo, sea también gerente de basuras. “Se están dejando de lado otras situaciones que preocupan a la ciudad. En el Acueducto ya no se están preocupando por la calidad de agua y no se están preocupando por el alcantarillado. Este daño que se está haciendo en el servicio público de basuras tarde que temprano puede colapsar el alcantarillado, al que no se le ha realizado mantenimiento preventivo”.

Finalmente, dijo que los grandes temas de la ciudad se están dejando de lado. “Se dejó de hablar de la Séptima, por ejemplo, porque el alcalde Gustavo Petro está dedicado al problema de basuras, que antes no era un problema y ahora sí lo es porque se provocó”.