La senadora Claudia López explica en El Espectador los siete mandatos de la consulta y qué se necesita para que sea de cumplimiento obligatorio para el Estado.

hace 1 mes

Advierten que 15.000 internos de cárceles de Bogotá se encuentran sin servicio de salud

La Personería sostiene que el servicio que prestaba Caprecom aún no ha sido asignado. Señala que mientras tanto, la Fiduprevisora, “escasamente atiende casos menores”.

Al menos 15.000 internos de las cárceles La Picota, La Modelo y el Buen Pastor, en Bogotá, se encuentran actualmente sin atención real de salud, según denunció este miércoles la Personería Distrital.

De acuerdo con el organismo de control –que da cuenta de quejas de los familiares de los internos–, el Inpec con Fiduprevisora, “escasamente” cubre algunos casos de atención primaria, pero para procedimientos quirúrgicos, exámenes, medicamentos, citas con especialistas y en general tratamientos, “nadie responde”.

La Personería ejemplifica la situación con un hombre de 53 años, llamado Luis Enrique Charry, quien goza de detención domiciliaria y que a pesar de haber ganado tres tutelas, todas las autorizaciones de medicina y tratamiento de Caprecom para la atención integral de la epilepsia que padece y la rehabilitación de la parálisis parcial derecha de su cuerpo, no recibe ningún servicio de salud, “primero porque su EPS oficial no tenía contrato o no pagaba a ninguna IPS y ahora, porque están liquidando a Caprecom”.

“Luis Enrique convulsiona hasta ocho veces al día, mientras es cuidado por su sobrino de cinco años. Debido a sus convulsiones presenta golpes en todo su cuerpo, daños en su dentadura y pese a que tiene autorizaciones para reconstruirla, recibir los medicamentos y todo el tratamiento, no le entregan en materia de salud ni un vaso de agua”, denuncia la entidad.

En una reciente visita a la cárcel La Modelo, la subdirección del penal le confirmó al organismo que no existe suministro de medicamentos para los internos, no se han dado autorizaciones para procedimientos con especialistas, no hay cirugías programadas y la Previsora no ha enviado el personal completo para brindar la atención requerida.

Ante esta situación, el personero de Bogotá, Danilo Vega Arévalo, solicitó al Inpec que adopte las medidas necesarias para que los internos tengan el servicio de salud y se eviten graves secuelas o muertes por falta de atención en salud. El ente de control sostiene además que a través de sus agentes de Ministerio Público, "desde hace varias semanas advirtió en cada uno de los centro de reclusión la grave situación".

“En teoría en Bogotá, la EPS Capital Salud asumiría la mayor parte de los internos; sin embargo, al parecer no se ha suscrito ningún convenio para que ésta brinde dicha atención. Entre tanto, la familia de Luis Enrique Charry tiene que hacer todos los meses rifas para tratar de cubrir parte de los medicamentos que cuestan más de $3 millones; un hermano suyo, en los últimos dos años, ha pagado de su bolsillo cerca de $45 millones, a costa de privar a sus hijos de la educación superior”, advierte la Personería.