'Por agiotismo suben los asesinatos'

Pese a los resultados del plan 75/100 en los barrios más inseguros, a las autoridades les preocupa el aumento de asesinatos en otras localidades como San Cristóbal, Usme, Suba y Santafé.

Ver infografía

El plan para intervenir los 75 barrios más violentos de Bogotá, que se puso en marcha hace un mes, empezó a dar resultados con la reducción de algunos delitos. Sin embargo, hay algo que preocupa: se han incrementado los asesinatos en otros barrios, que no están incluidos en el plan. De acuerdo con la Secretaría de Gobierno, esta situación generó un incremento de la tasa de homicidios en la ciudad, que pasó de 16,4 por cada 100.000 habitantes el año pasado a 16,7 en lo corrido de este año. En cifras concretas, mientras de enero a marzo del año pasado hubo casi 300 asesinatos, en lo corrido de este año van casi 330 en toda Bogotá.

Los sitios donde se han registrado los aumentos están en localidades como San Cristóbal, Usme, Suba y Santa Fe. Para Johnatan Nieto, subsecretario de Seguridad de la Secretaría Distrital de Gobierno, el incremento de los asesinatos en esas zonas tiene explicación: “hemos identificado que en algunas zonas aumentó el sicariato, derivado del cobro de los préstamos conocidos como ‘gota a gota’. Muchos de los sujetos que prestan dinero bajo esta modalidad acuden a asesinos a sueldo cuando las personas endeudadas no cancelan el dinero”, indicó el subsecretario.

El funcionario agregó que, a la fecha, en las localidades afectadas, los homicidios pasaron de 19 entre enero y marzo de 2013 a 49 en lo corrido de este año. “Es el cobro de este tipo de préstamos los genera esta violencia. La situación es que en enero, luego de vacaciones y el inicio del año escolar, muchas familias acuden a los prestamistas . Los cobros violentos se registran en febrero y marzo, cuando los acreedores llevan algunas semanas sin pagar. Este es un detonante que no estaba contemplado en el análisis del año pasado, por ser leve. Sin embargo, este año creció”.

Frente al incremento de la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes, Nieto explicó que el año pasado también hubo meses con aumentos, en comparación con 2012, por factores específicos. Sin embargo, el trabajo juicioso para identificar esos factores y las acciones puntuales para contrarrestarlos sirvió para que el año pasado la tasa fuera la más baja de los últimos 30 años. “Es algo que este año haremos igual. Estamos a tiempo”, agregó.

El general Édgar Sánchez, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, también expresó su preocupación e indicó que la institución desarrollará estrategias muy serias encaminadas a contrarrestar los factores que generan más homicidios en algunas localidades.

 Plan 75/100

 En contraste con este panorama, lo que ha generado satisfacción entre los encargados de la seguridad en Bogotá han sido los resultados del recién implementado plan 75/100, que consiste en la intervención directa en los barrios más violentos de la capital. En un mes de labores, el programa ha logrado una disminución significativa en las UPZ intervenidas por la Policía y la administración distrital.

De acuerdo con el general Sánchez, en los barrios intervenidos se ha logrado una reducción del 12% en materia de homicidios (ver gráfico). De igual forma, en las diferentes modalidades de hurto y lesiones se han logrado avances significativos. “Los resultados han sido positivos, a pesar de que es un tiempo corto para hacer una evaluación precisa. Hay que mirar bien las tendencias, pero efectivamente en este primer mes ha sido satisfactorio por la reducción de los indicadores de inseguridad”, expresó el alto oficial.

En igual sentido se pronunció el subsecretario de seguridad del Distrito, quien señaló que el plan 75/100 aún está en pañales, pero está demostrando el éxito de la estrategia. “A pesar del aumento de homicidios en otras localidades, creemos que con este plan 75/100 vamos a mejorar los indicadores de la ciudad, ya que en las zonas intervenidas se presenta el 52% de los delitos de Bogotá. Vale aclarar que son barrios donde hay un tema de desigualdad social que también estamos interviniendo. Por eso tenemos que trabajar por un lado con la Policía y, por el otro, en programas que impacten positivamente a la comunidad”, concluyó el subsecretario de Seguridad, Johnatan Nieto.