Aguardiente, el licor más propenso a ser adulterado

Recientemente, la Secretaría de Salud ha realizado 180 inspecciones en sitios de distribución de Bogotá.

La Secretaría de Salud de Bogotá elevó un llamado a la ciudadanía para extremar las medidas a la hora de comprar licor, especialmente aguardiente, el licor más propenso a ser adulterado o falsificado en la ciudad.

De acuerdo con la entidad, esta temporada han hecho la inspección de unos 29 mil litros en los expendios más grandes de Bogotá.

“Tras la inspección de más de 29.000 litros, se han decomisado alrededor de 58 litros, lo cual es bajo; sin embargo, pueden aparecer distribuidores clandestinos en calles o en comercios pequeños”, aseguró a Noticias Caracol Jaime Urrego, subsecretario de Salud de Bogotá.

Para reconocer el licor legal, las autoridades señalan que debe estar limpio, brillante, sin partículas o elementos extraños. Adicionalmente, el sello de seguridad se debe romper a la hora de abrir la tapa y no debe presentar ningún tipo de defecto en la litografía.

Tenga mucho cuidado si presenta alguno de los siguientes síntomas, pudo haber ingerido licor adulterado: “puede producir un mareo inusual, dolor de cabeza o mal de estómago, cualquiera de estos síntomas deben advertir a la persona para que consulte inmediatamente a un médico”, precisó el subsecretario de Salud.

La entidad recordó que los locales que vendan licor adulterado tendrán una sanción que puede ir desde un salario mínimo hasta 10 mil salarios mínimos.