Aguardiente, el licor que más adulteran o falsifican en Bogotá

Según la Secretaría de Salud, en la ciudad se han decomisado 82 litros de licor adulterado o fraudulento. La mayor parte corresponde a aguardiente.

Secretaría de Salud de Bogotá

En desarrollo de operativos de control y vigilancia –intensificados a propósito de la época de Navidad y fin de año– la Secretaría de Salud de Bogotá reportó que, en apenas un mes, entre el 15 de noviembre y el pasado 14 de diciembre, ha decomisado alrededor de 82 litros de licor adulterado o fraudulento.

De acuerdo con la autoridad sanitaria, durante los 40 operativos que ha llevado a cabo se han inspeccionado 29.843 litros de bebidas alcohólicas en 163 establecimientos de las 20 localidades de la ciudad. Los controles pretenden verificar no solo la legalidad del producto, sino la calidad de sus constituyentes y verificar las condiciones de su rotulado, registro sanitario y autenticidad.

La mayor parte de las bebidas incautadas corresponden a aguardiente (29 litros); licor crema (27 litros); cerveza (22 litros); vinos (tres litros) y vodka (dos litros).

De los licores decomisados, la Secretaría advierte que el 71 % corresponde a bebidas alcohólicas alteradas (con una modificación o degradación parcial o total de los constituyentes que le son propios) y el 29 % restante obedece a licor fraudulento (que incumple el rotulado, sin registro sanitario, importado sin el cumplimiento de requisitos, con nombre distinto, con declaraciones que puedan inducir a engaño o fecha de vencimiento expirada).

“Durante esta temporada, la Secretaría de Salud realizará 90 operativos de inspección, vigilancia y control a bares, tabernas, discotecas, depósitos y otros expendios de bebidas alcohólicas para prevenir la venta y consumo de licores alterados, falsificados o fraudulentos, que generen riesgos para la salud de los consumidores”, advirtió la autoridad ambiental a través de un comunicado.

Según la Secretaría, habrá especial a los establecimientos que comercializan licores como aguardiente, ron, vino, aperitivos vínicos, whisky, brandy, vodka, cervezas y otras bebidas embriagantes. “Todo producto que no cumpla las condiciones de Buenas Prácticas de Manufactura –BPM- (rotulado, sellado, almacenamiento, conservación, grado alcohólico y fecha de vencimiento, entre otros) es decomisado y destruido por la autoridad sanitaria”.

A la hora de comprar bebidas alcohólicas tenga en cuenta:

-Compre el licor en sitios confiables.

-Desconfíe si el licor que va a comprar tiene un precio muy inferior al del mercado.

-Evite comprar bebidas alcohólicas en puestos ambulantes, parques, casetas y establecimientos no autorizados.

-Verifique que el empaque tenga el sello, la estampilla y la tapa en buen estado.

-Revise la etiqueta: si se destiñe, se borra o se despega, rechace el licor.

-Revise las tapas: no deben tener ningún tipo de fuga ni presentar deterioro.

-Mire el contenido de la botella a contraluz: si el color no es uniforme o si trae partículas extrañas en suspensión o sedimentos, no lo consuma.

-Revise que las pestañas de los empaques tetra pack no tengan residuos de pegamento.

-En sitios públicos, siempre exija que el licor se destape en presencia del consumidor.

-Destruya en un lugar seguro el envase, la etiqueta y la tapa de la botella una vez desocupada, para evitar que sea reutilizada.

 

**

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook: