Al menos 29.000 bogotanos amanecieron sin luz por lluvias

El Distrito atribuyó las emergencias a un inusual aguacero: en apenas 40 minutos de la tarde del domingo se registraron 36 milímetros de lluvia, casi un tercio de lo que llovió en abril.

Foto: Pablo Arango Robledo

Bogotá trata de reponerse este lunes tras los fuertes aguaceros que en la tarde del domingo afectaron varios sectores de la ciudad, en particular el deprimido de la 94 y el barrio Isla del Sol, en la localidad de Tunjuelito. Se estima que al menos 29.000 personas amanecieron sin el servicio eléctrico como consecuencia de las lluvias. (Lea: Se inundó el deprimido de la 94 con NQS en Bogotá)

De acuerdo con los organismos de riesgo, que este domingo intensificaron labores para tratar de superar las emergencias, en el sector del deprimido de la calle 94 con NQS –el cual fue inaugurado el pasado 22 de marzo– las aguas alcanzaron casi el metro de altura, dejando al menos un vehículo atrapado y afectando la movilidad. (Imágenes: Las fuertes lluvias afectaron la movilidad en Bogotá) 

Según la Administración Distrital, la contingencia fue causada por “un error humano”, dado que el contratista responsable no operó a tiempo la maquinaría que hubiera evitado el encharcamiento. Ante ello, el IDU (Instituto de Desarrollo Urbano) hará efectivas las pólizas de cumplimiento por el error del contratista.

“Tuvimos aguaceros muy intensos. Registramos 36 milímetros de lluvia en 40 minutos, eso es una intensidad muy alta, casi un tercio de lo que llovió en todo el mes de abril. Esto ocasionó encharcamientos en diferentes puntos, problemas viales y afectaciones en sótanos de edificaciones”, explicó Richard Vargas, director del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger).

Otro de los sectores afectados es la Isla del Sol, donde se cuentan 138 familias afectadas por las lluvias: 404 adultos y 193 menores. Dada la emergencia, el Distrito entregó 438 kit noche y 138 de limpieza.

Adicionalmente, se atendieron contingencias en 12 puntos de la ciudad, principalmente taponamientos de los sumideros que generan encharcamientos, caídas de árboles y eventuales deslizamientos de tierra. También hubo afectaciones en las redes de alcantarillado de las localidades de Tunjuelito, San Cristóbal, Antonio Nariño, Engativá y Teusaquillo.

El Idiger aseguró que, sumado al sector de la Isla del Sol, los puntos críticos de mayor afectación en viviendas fueron los barrios Las Ferias, en Engativá; La Alquería, La Fragua y Muzu, (en Puente Aranda); Julio Flórez, en Barrios Unidos; José Antonio Galán, de Bosa y Nicolás de Federman, en la localidad de Teusaquillo.

El director del Cuerpo Oficial Bomberos de Bogotá, Pedro Manosalva, manifestó que “se realiza monitoreo constante de los niveles de las fuentes hídricas que por histórico pueden representar un riesgo para las comunidades aledañas a los ríos Fucha, Bogotá, Tunjuelito, el humedal Juan Amarillo y el Córdoba. No esperamos que lleguen las emergencias, nos estamos desplazando hasta estos lugares para tomar medidas de prevención”.