Al menos 3.500 policías preservarán orden público en Bogotá por partido de Colombia

Las autoridades anunciaron un aumento del pie de fuerza ante recientes hechos que se han presentado durante los partidos de la selección, entre ellos riña y enfrentamientos.

Archivo EFE

Previo al decisivo partido que disputará este miércoles la selección Colombia contra su par de Chile, en el marco de las semifinales de la Copa América, las autoridades en Bogotá anunciaron que al menos 3.500 uniformados de la Policía custodiarán la ciudad para evitar hechos de intolerancia.

De acuerdo con la institución, el aumento en el pie de fuerza responde a los recientes hechos que se han presentado durante los partidos de la selección, entre ellos riñas, peleas y enfrentamientos que han empañado la celebración del espectáculo.

Por ello, el coronel Dairo Puentes Bedoya, comandante operativo de la Metropolitana de Bogotá, elevó un llamado a la ciudadanía para que los ciudadanos disfruten del encuentro en un ambiente familiar, de paz y control en materia de consumo de bebidas embriagantes.

“En los partidos anteriores se han presentado diferentes llamadas a la Línea 123, en las que siempre se ponen por delante temas de intolerancia. Hacemos un llamado para que se haga un control interno de cada quien para que haya respeto por los demás”, aseguró el uniformado, quien recordó que quienes protagonicen desmanes, o empleen harina, agua o espuma, podrán ser conducidos a la Unidad Permanente de Justicia (UPJ).

Los uniformados dispuestos por la institución harán especial presencia en puntos críticos de la ciudad en materia de orden público, como bares, zonas de ruma y parques.

Ante el inicio de la Copa América, la Administración Distrital –en coordinación con distribuidores de licor y establecimientos comerciales– lanzó la campaña ‘Celebra en Paz’, ideada para promover la sana convivencia y la seguridad de todos los ciudadanos. (Lea: Más puestos de Policía y control a consumo de licor, medidas en Bogotá por Copa América)

La estrategia comprende la instalación de más puestos de control de alcoholemia, la adopción de medidas para controlar el consumo de licor dentro de bares y discotecas, sumado a mayor vigilancia para evitar que menores de edad ingresen a los establecimientos. Adicionalmente, se prohíbe vía decreto el uso de harina, espuma o agua para las celebraciones.

 

últimas noticias