Al menos 9.000 personas participan en Bogotá del paro nacional

Preliminarmente, las autoridades no reportan alteraciones del orden público. Marchas ya comienzan a llegar a la Plaza de Bolívar.

Tomada de Twitter @cutcolombia

Alrededor de 9.000 personas en Bogotá –entre trabajadores, sindicatos, maestros y estudiantes– participan este jueves del paro nacional convocado por centrales obreras y otras organizaciones sociales.

Según el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo –quien a nivel nacional monitorea las marchas y concentraciones a nivel nacional de forma conjunta con la Policía y el Ministerio del Interior– la situación a esta hora es de completa normalidad.

En lo que a la capital respecta, se estima que las lluvias que se registran en amplios sectores de la ciudad favorecieron una menor concentración de personas; sin embargo, a la Plaza de Bolívar ya comienzan a llegar grupos significativos que desde tempranas horas marchan en la ciudad.

Sobre las 10:00 de la mañana, según reportó TransMilenio, las movilizaciones en diferentes corredores viales obligaron al cierre por casi 30 minutos de las estaciones Profamilia, Calle 39 y Calle 45, en la troncal Caracas; así como General Santander, Alquería y Calle 38 A Sur, en la troncal NQS.

En el corredor de la Caracas –especialmente sobre la Calle 34, donde ya hay paso en los dos sentidos– las movilizaciones causaron retrasos en la operación, afectando especialmente a la flota dual que iba a coger la Caracas al norte.

Las motivaciones de la protesta de este jueves son de toda índole y están plasmadas en una carta pública que le fue enviada al presidente Juan Manuel Santos la semana pasada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación General del Trabajo (CGT), Dignidad Camionera, Dignidad Agropecuaria, la Cumbre Agraria, el movimiento ciudadano E-24, los pensionados, entre otros.

En la misiva hablan de la imposición de un salario mínimo que ya perdió su valor ante el alto costo de la canasta familiar, de la venta de la generadora de energía Isagén, del escándalo de la Refinería de Cartagena (Reficar), de los anuncios sobre una inminente reforma tributaria, de las liquidaciones de Caprecom y Saludcoop, del incumplimiento de los acuerdos con los pensionados y los trabajadores en torno a reducir los aportes en salud y restablecer el pago de los recargos nocturnos y de dominicales y festivos, del incumplimiento de los pactos suscritos para el agro y del alto índice de desempleo. También de la muerte de niños por desnutrición en La Guajira y del resurgir del paramilitarismo en el país.

El pliego de peticiones es de 15 puntos y según Luis Alejandro Pedraza, presidente de la CUT, se espera que este jueves se movilicen más de tres millones de personas en todas las marchas programadas a lo largo y ancho del país.

La jornada pinta difícil para el Gobierno, pues la marcha estará nutrida por más de 1.700 sindicatos que se concentrarán en las 32 ciudades capitales, por comunidades indígenas y campesinas que marcharán por carreteras nacionales.

Temas relacionados