Al menos siete indígenas Embera, asentados en parque Tercer Milenio, tienen COVID-19

Noticias destacadas de Bogotá

El secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, asegura que miembros de la comunidad se han rehusado a ser trasladadas a albergues y a centros médicos para prevenir el contagio de más personas. De hecho, algunos no usan el tapabocas por creencias culturales.

Ante las críticas al Distrito que ha generado un video en el que niños Embera aparecen lavando tapabocas en las calles de Bogotá, esta mañana el secretario de Gobierno presentó un balance sobre la atención que se le ha brindado a esta comunidad durante la pandemia desde la administración distrital.

Lea: Distrito responde a polémica por video de niños Embera lavando tapabocas en las calles de Bogotá

Por un lado, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, aseguró que el problema de asentamiento de miembros de esta comunidad en el parque Tercer Milenio, se debe, en parte, a que los mismos indígenas se rehusan a ser trasladados a los albergues que hay disponibles para que se acomoden en un lugar con disponibilidad de camas y alimentación. “¿Por qué teniendo las alternativas, recursos, albergues exponen al sol y al agua a los niños? Tenemos en Ciudad Bolívar y Mártires la capacidad de alojamiento donde otras familias se están quedando y recibiendo las ayudas, pero lamentablemente, muchas de ellas están bajo liderazgos no constructivos y terminan exponiendo su vida y salud”, expresó Gómez.

La preocupación frente a este panorama radica además en que, de acuerdo con las muestras efectuadas por la Secretaría de Salud, al menos siete indígenas que están asentadas en el Tercer Milenio, son positivas para COVID-19. Sin embargo, esta cifra podría ser más alta si se tiene en cuenta que, según funcionarios del Distrito, la mayoría se opone a la toma de la prueba y, de hecho, no usan tapabocas por creencias culturales, incrementando el riesgo de contagio a menores de edad, mujeres en embarazo y a toda la comunidad en general.

“Estamos atravesando el pico de pandemia y las aglomeraciones en espacio público suponen un riesgo inminente de contagio. En Tercer Milenio hay siete casos comprobados de Coronavirus, y aunque por su seguridad se ofrece el traslado a Corferias para su aislamiento y atención médica, se han rehusado, poniendo en riesgo a la comunidad y vulnerando los derechos de los niños Embera”, dijo el secretario.

Lea: Comunidad Embera convoca a reunión para discutir ayudas a sus familias asentadas en el parque Tercer Milenio de Bogotá

Desde que comenzó la cuarentena, la comunidad Embera ha salido a protestar, no solo por soluciones ante la emergencia sino también en búsqueda de garantías más específicas como la exigencia de vivienda propia. Aunque el asentamiento en el parque Tercer Milenio representa su lucha y resistencia, el secretario de Gobierno asegura que, por el momento, no es viable financieramente dar esta solución.

“Las familias, a pesar de las alternativas que se les ofrece, exigen vivienda propia. El empeño del Distrito está brindar soluciones de reparación integral y, por supuesto que entre ellas está la posibilidad de darles una vivienda, pero lamentablemente, por la situación que atraviesa la ciudad actualmente, es fiscalmente inviable”.

Aun así, el funcionario resaltó cuáles han sido las alternativas que se les ha ofrecido a la comunidad, entre las que están las transferencias monetarias a las familias Emberas, que suman una inversión de más de $105 millones, las cuales demostró por medio de comprobantes y órdenes de pago. Asimismo, aseguró que para brindar un apoyo adicional a las familias sin albergue, se han entregado $250.000 mensuales como parte del programa de arrendamiento solidario.

Aparte de esta ayuda, habló de los albergues, para los cuales se han destinado $153 millones para el traslado, alimentación, camisas y cuidado de las familias que deseen acceder a estos lugares.

Por otro lado, debido a la emergencia sanitaria, se han realizado giros extraordinarios: el 13 de abril con un total de $69 millones para 165 familias Embera y el 25 de junio con $55 millones. Además se han invertido $190 millones en 1.278 ayudas alimentarias, con la entrega de mercados mensuales a más de 200 familias.

Ante la situación problemática y las condiciones en las que viven los miembros de las comunidades indígenas Embera Katio y Chamí en Bogotá, sus representantes enviaron una carta a funcionarios públicos e instituciones distritales, para invitarlos a una reunión este viernes a las 10:00 de la mañana, con el fin de exponer su situación y, de esa forma, acordar atenciones y ayudas, en medio de la crisis por el COVID-19.

El oficio fue dirigido al secretario de gobierno, Luis Ernesto Gómez; al subsecretario de Gobierno, Camilo Acero; a Vladimir Rodríguez, Alto Consejero para los Derechos de las Víctimas; a Horacio Guerrero, subdirector de Asuntos Étnicos; a Feliciano Valencia, senador de la República; a David Acero, Representante a la Cámara; a Ati Quigua, concejal de Bogotá, y a Aida Quilcué, consejera de Derechos Humanos de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

Comparte en redes: