Alcaldes del mundo abogan por que trata de personas sea delito de lesa humanidad

60 líderes políticos están reunidos con el papa Francisco tratando el tema.

Alcaldía de Bogotá

El principal objetivo del encuentro de este martes en el Vaticano, al que asiste invitado el alcalde Gustavo Petro, es lograr que los alcaldes se unan a los líderes religiosos en su pedido para que la ONU considere la esclavitud moderna y la trata de personas como un delito de lesa humanidad.

El encuentro de este martes se realiza en el Aula Nueva del Sínodo del Vaticano, donde recientemente el papa Francisco promulgó la Encíclica Laudato si, a la que se accede por la zona del Petriano, en la Santa Sede, y que reunirá a más de 60 líderes políticos de ciudades del mundo.

Según las Academias Pontificias, “hoy día afrontamos dos urgencias dramáticas que, en cierto modo, están relacionadas: la crisis del cambio climático y las nuevas formas de esclavitud. Como dice Laudato si’, las consecuencias del cambio climático azotan con mayor fuerza a las personas más vulnerables del planeta, mientras que ellas ni siquiera disfrutan de las ventajas de usar los combustibles fósiles. Los líderes religiosos, llamados a condenar las nuevas formas de esclavitud, han subrayado la relación entre el ambiente natural y el ambiente humano. De hecho, el calentamiento global es una de las causas de la pobreza y de las migraciones forzadas, favoreciendo la trata de personas, el trabajo forzado, la prostitución y el tráfico de órganos”.

Más de 30 millones de personas son víctimas de la esclavitud moderna, traficadas en un mercado abominable con ganancias ilegales que se estiman en 150 000 millones de dólares al año. Desde el inicio de su pontificado, el Papa Francisco ha adoptado una postura firme contra la esclavitud moderna, exhortando a todas las comunidades a rechazar rotundamente y sin excepciones toda privación sistemática de la libertad individual con fines de explotación personal y comercial.

Una de sus iniciativas, el Grupo Santa Marta, que fundó junto con el Cardenal Vincent Nichols, reúne a obispos y a organismos policiales de todo el mundo. Este Grupo subrayó la necesidad de que las autoridades locales brinden su apoyo a los jefes policiales en la lucha contra las formas modernas de esclavitud.

El 2 de diciembre de 2014, el Papa Francisco y otros líderes cristianos, musulmanes, hindúes, budistas y judíos suscribieron la Declaración conjunta de los líderes religiosos contra las formas modernas de la esclavitud. Fue esta una expresión pública de su compromiso para trabajar juntos en llevar adelante acciones, tanto espirituales como prácticas, con el fin de erradicar este crimen contra la humanidad, devolviendo la dignidad y la libertad a las víctimas.
 

 

últimas noticias