Alcaldía de Bogotá intensificará controles y operativos para fin de año

La Administración Distrital refuerza las medidas para garantizar seguridad y una buena convivencia entre los bogotanos en el último día del año.

El alcalde (e) de Bogotá, Ricardo Bonilla, anunció varias medidas con el fin de asegurar la convivencia, la seguridad y la fiesta sana durante la celebración de año nuevo. Así mismo, la Policía Metropolitana de Bogotá confirmó que instalaran 50 puestos de control en donde harán acompañamiento para evitar riñas, accidentes de tránsito y quemados.

El funcionario indicó que se intensificaran los operativos para impedir el uso de pólvora y la venta de licor adulterado, que se mantendrá la fiesta sana y segura y se incrementaran los controles por parte de la policía para buscar la seguridad de taxistas y usuarios.

“Hemos identificado 4 áreas de la ciudad en las que se produjeron el mayor número de riñas y personas lesionadas y que corresponden a sectores de las localidades de Kennedy, Bosa, San Cristóbal y Santa Fe, en donde se van a aplicar operativos preventivos con mayor control policial, dirigidos a la incautación de armas de fuego y especialmente de armas corto punzantes, ya que el mayor número de lesiones personales y de homicidios registrados han sido realizados con este tipo de armas que además son de uso doméstico”, manifestó Bonilla.

Por su parte, la Secretaria Distrital de Gobierno señaló que se están fortaleciendo todas las medidas que se implementaron desde inicio del mes, para garantizar un la paz y convivencia en todas las localidades de la capital. Para esto, se implementaron los 50 puestos de control por parte de la Policía metropolitana, que van a operar a lo largo de toda la ciudad. Del total de los puestos, 10 corresponden a tránsito y 40 a seguridad por cuadrantes.

Gloria Flórez Schneider, secretaria de Gobierno, afirmó que ‘‘se van a implementar puestos de control móviles que buscan precisamente hacer efectivas las medidas adoptadas para prevenir el uso de pólvora, de comercialización de licor adulterado, exceso de velocidad, personas en estado de embriaguez y un plan específico de acompañamiento en seguridad a los taxistas y a los usuarios del servicio de taxi en el Distrito Capital”.

A su turno, Aurelio Ordoñez, coronel de la Policía Metropolitana de Bogotá, recordó las cifras que se registraron el 31 de diciembre de 2013 de más de 48 mil llamadas, 1.200 de estas relacionadas con riñas entre vecinos, y manifestó en diálogo con Caracol Radio que ‘‘hay sectores demarcados donde habrá acompañamiento por parte de la Policía, son cinco puntos en Bogotá donde se concentraron la mayor parte de las llamadas denunciando riñas”.