Alcaldía de Bogotá quiere que se abra el debate para implementar rumba 24 horas

El secretario de Gobierno, Guillermo Alfonso Jaramillo, dijo que es una propuesta y que hasta el momento no hay ninguna decisión tomada.

Archivo El Espectador

La Administración Distrital, en cabeza del secretario de Gobierno, Guillermo Alfonso Jaramillo, le contestó a quienes han rechazado la propuesta de extender el horario de rumba en Bogotá. El funcionario explicó que hasta el momento se está estudiando la iniciativa y que serán los ciudadanos quienes decidan si están de acuerdo o no.

Jaramillo puntualizó en que la Alcaldía quiere que se abra el debate para implementar la rumba 24 horas e insistió en que no se ha tomado ninguna medida, ya que esta es una propuesta que el funcionario le hizo al alcalde Gustavo Petro para que luego sea socializada y estudiada.

La propuesta de ‘24 horas de rumba’ surgió el 11 de mayo de 2009 luego del asesinato de Juan Pablo Arenas en la Zona Rosa de Bogotá, cuando el Concejo empezó a gestionar un proyecto de acuerdo para hacer de la rumba una actividad más "responsable" y así crear sitios donde ésta funcione las 24 horas.

Para el secretario de Gobierno este es el momento de mirar con toda la gente, con los residentes de los sectores en cuestión, propietarios de los centros nocturnos, la Policía Metropolitana de Bogotá, la institucionalidad y la misma opinión pública, si la ciudad puede tener 24 horas de esparcimiento.

“Esto no es una medida, solo estamos proponiendo algo para que haya debate. Hasta el momento no hay ninguna decisión o decreto sobre el tema. Por eso están equivocados algunos concejales. Nosotros no hemos tomado ninguna determinación”, señaló el funcionario.

Agregó que así como la Administración ha venido manteniendo la restricción al consumo del alcohol en muchas zonas de Bogotá, concretamente a las tiendas, canchas de tejo, galleras y billares, también se considera que hay que darle una oportunidad a ciertos sectores en donde se ve que hay avances en materia de seguridad y convivencia.

Dentro del plan de trabajo planteado con los propietarios y residentes participantes se contemplan algunos puntos básicos como tener una excelente seguridad industrial en cada establecimiento, garantizar que no se expenda licor adulterado, la no comercialización de estupefacientes y no permitir la entrada a menores de edad.

En otro aspecto, si un cliente se embriaga, el establecimiento debe garantizarle la seguridad para que sea llevado a su residencia, iniciativa que debe ser apoyada por los taxistas, quienes también deben involucrarse en el tema de la rumba sana.

“Todo tiene que estar dentro de la normatividad tanto de la Administración como de la Policía Nacional. Deben haber unos acuerdos muy claros para saber si se logra una absoluta seguridad de los clientes”, señaló el secretario de Gobierno.

Jaramillo dijo que desde el lunes pasado está trabajando con algunos concejales de varias bancadas para reactivar el proyecto de acuerdo ‘Bogotá 24 horas’, que desde hace cuatro años se viene planteando. La idea es que en éste se puedan incluir diversos tipos de establecimientos como restaurantes, centros comerciales, bancos, discotecas, cines, etc. “Tenemos que ir cambiando paulatinamente para llegar a este modelo”, finalizó.