"Con la Alcaldía nunca hubo un acuerdo de desalojo": Vocera del campamento por la paz

Juliana Bohórquez aseguró que estas acciones van en contravía de las negociaciones de paz que se adelantan actualmente.

Para Juliana Bohórquez, una de las promotoras del campamento por la paz en la Plaza de Bolívar en el centro de Bogotá, aseguró que las acciones adelantadas por la Alcaldía y el Esmad por orden de la Alcaldía representan una contradicción al ambiente de las negociaciones que se adelantan en La Habana (Cuba) y que hace ocho días arrojaron un nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc.

Considera que pese a que un grupo de manifestantes tomaron la decisión de levantar sus carpas otros señalaron públicamente su deseo de quedarse hasta que el acuerdo pactado se implementara. Por eso no entiende que ahora se diga que existía un acuerdo con la Alcaldía para levantar el campamento.

Bohórquez, quien fue testigo directo del desalojo adelantado por las autoridades, señaló que muchos de los manifestantes fueron golpeados por los agentes de antidisturbios que llegaron a la emblemática plaza a las tres de la mañana de este sábado pese a que existía una posición de los partícipes en quedarse.

“Fui testigo de cómo metieron personas a la fuerza en camionetas, yo mismo los vi salir. A una mujer le rompieron el dedo, los golpearon”, precisó. Reconoce que nunca existió un acuerdo de desalojo con la Alcaldía Mayor, desconociendo así las afirmaciones hechas por medio de un comunicado por la administración distrital.

“Incluso se hicieron acuerdos para que se redujera el campamento y estas personas colaboraron. El campamento se redujo para colaborar con Salsa Al Parque. Nunca hubo ningún disturbio, hay personas entre las que violentaron la Fuerza Pública que son mayores de edad, que vienen de los territorios”, indicó.

Para una de las promotoras del campamento la Alcaldía nunca se comunicó con ellos para manifestarles las acciones que se iban a tomar. “Esto va en contra de la paz, en contra de un proceso, y uno puede ser que un país que quiera la paz esté callando manifestaciones pacíficas con la Fuerza Pública”.

Por su parte, Martha Delgado aseguró que la Policía y el Esmad impidieron el ingreso de los funcionarios de la Defensoría del Pueblo que llegaron al lugar para revisar la situación. Debido a esto anunciaron acciones legales en contra del Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa y otros funcionarios que ordenaron el desalojo por la fuerza.