Alerta por epidemia de paperas en URI de Bogotá

De acuerdo con la Policía hay 20 capturados contagiados y alrededor de 400 personas en riesgo de la Unidad de Respuesta Inmediata de Puente Aranda.

ArchivoPersonería de Bogotá

En alerta se encuentran la Unidad de Respuesta Inmediata (URI) de Puente Aranda por cuenta de una epidemia de paperas que ha puesto en riesgo a cerca de 400 personas, entre presos, trabajadores del lugar y custodios. 

Según informó el veedor de salud y bienestar de la Policía Nacional, Armando Vergara hasta el momento se han presentado  20 casos en personas capturadas y preocupa que el hacinamiento llega a 300 personas y además allí trabajan alredor de 100 personas. (LEA: Cárceles, Uris y estaciones de Policía: con la capacidad desbordada)

De acuerdo con las autoridades la empidemia comenzó por un capturado que llegó al lugar con la enfermedad, por lo que, junto a las personas que han sido contagiadas son mantenidos en cuarentena. "En este momento está totalmente hacinado, encerrado. No pueden sacar, ni entrar detenidos por esta situación”, aseguró el veedor.

En noviembre el Instituto Nacional de Salud reportó que los casos de paperas aumentaron en 19 departamentos, entre los cuales se encuentran Antioquia, Bogotá, Bolívar, Cartagena, Cundinamarca, Huila, La Guajira y Sucre. Además, la INS informó que los casos ya superaron las estadísticas del año pasado, especialmente en personas de 20 a 29 años en centros penitenciarios y carcelarios, e integrantes de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional. (LEA: Confrontación entre presos y guardias de La Picota dejó al menos 34 heridos)

La parotiditis es una enfermedad contagiosa que afecta tanto a niños como adultos, y es transmitida a través de la saliva al toser, estornudar, hablar, compartir artículos, compartir cubiertos, tazas, cigarrillos o tocar superficie sin el debido lavado de manos.

Esta enfermedad no es mortal. Sus síntomas son fiebre, dolor, aumento del tamaño de las glándulas salivales, principalmente de las glándulas parótidas (situadas debajo y delante de los oídos), y su contagio puede darse desde el inicio de los síntomas y hasta 5 días después del comienzo de la inflamación.