Alguien gana, alguien pierde

Así la fiscal general, Viviane Morales, aclare que no hay agendas políticas en las decisiones del ente acusador, es claro que todos los que están en el juego electoral buscarán sacarle provecho a la situación.

“Aquí hay concejales de todos los partidos. La Fiscalía no tiene agendas políticas, se trata de una investigación que se inició este año y que ha abierto capítulos nuevos, pero de ninguna manera tiene tinte político y no pretende, de ninguna manera, atravesarse en la elección para Concejo y alcalde de Bogotá”. Con estas palabras, la fiscal general, Viviane Morales, quiso salirles al paso a los rumores que comenzaron a escucharse pocos minutos después de conocerse la decisión de llamar a indagatoria a 17 concejales de la capital, dentro de la investigación de lo que se conoce como “el carrusel de la contratación”.

Sin embargo, más allá de las realidades judiciales y de cara a un proceso electoral candente como el que se vive hoy en día en la ciudad, es imposible no pensar en las implicaciones políticas de la determinación del ente acusador y concluir que, quiérase o no, alguien gana y alguien pierde. Y tampoco se puede evitar la suspicacia de esperar a que quienes están hoy en la puja electoral quieran, de algún modo, sacar provecho a la situación. Claro, pocos lo reconocen, al fin y al cabo lo que está en juego es mucho, o mejor dicho, todo.

Quizás el único que se atrevió a hablar de frente fue Carlos Fernando Galán, quien como candidato de Cambio Radical a la Alcaldía tiene sus propios intereses: “Es posible que existan móviles políticos detrás de los llamados a indagatoria, pues esta decisión puede afectar los intereses de Peñalosa y los de Petro, porque no podemos olvidar que varios de los citados en el carrusel lo apoyaron en su momento cuando fue candidato del Polo a la Presidencia de la República”, dijo.

O como Gina Parody, quien pareciera también querer pescar en río revuelto y lo primero que hizo fue llamar la atención sobre el hecho de que de los 17 investigados, nueve apoyan al candidato verde-uribista Enrique Peñalosa, al tiempo que envió un mensaje a los bogotanos para no reelegir a los corruptos. “Es claro que los Moreno tenían toda una estructura política que los apoyaba”, enfatizó Parody.

Peñalosa, quien inicialmente prefirió la cordura y había expresado su respaldo a las investigaciones “sin importar en qué partido militen los concejales”, enfatizando que “por ahora se trata de una indagación preliminar y aún no existe una acusación y mucho menos una condena”, ayer jugó a sembrar dudas al manifestar a RCN Radio: “Yo soy el primer interesado en que se sepa la verdad. Sé que no podemos ocultar las cosas ni los hechos de corrupción en Bogotá y en el país, por eso creo que es muy rara esta decisión”.

Gustavo Petro, a quien muchos ven como el gran beneficiado, también tuvo su respuesta: “No me parece que haya tinte político, porque las denuncias contra algunos implicados en el carrusel de la contratación yo las había hecho públicas hace un año. Esto no es un invento de último momento. Incluso, me extraña que la Fiscalía no haya actuado más rápido”. Y, como era de esperarse, ripostó: “Esperamos la respuesta de Juan Lozano (presidente de la U). La ciudadanía no debe permitir que se reelija el cartel de la contratación en Bogotá”.

Otro de los candidatos en la baraja, el liberal David Luna, pidió celeridad a la Fiscalía en las investigaciones y, discretamente, aprovechó para lanzar sus pullas: “Los bogotanos tenemos derecho a saber toda la verdad de lo que pasó durante las administraciones del Polo Democrático. Respaldo y respaldaré todas las decisiones que tome la justicia”.

Para el analista político Luis Carvajal, por el momento en que se produce, la decisión tendrá algún impacto político que perjudica, claramente, al candidato Peñalosa, a quien respaldan la mayoría de los concejales involucrados. “Desde ese punto de vista, salen favorecidos los demás, especialmente Parody y Petro, sin que se pueda decir que va a ser definitorio, en cuanto a diez días de la elección el margen de indecisos es ya reducido”. Sin embargo, Carvajal advierte una cosa que necesariamente hay que tener en cuenta: “Recuerde que en Bogotá los concejales no ponen alcalde porque el voto es, fundamentalmente, de opinión”.

Por los lados de los jefes de los partidos políticos golpeados con la investigación a los 17 concejales, la opción es la prudencia. “No quiero hilar delgado pensando en móviles políticos y mucho menos poner en entredicho a la Fiscal. Lo cierto es que hay un llamado a indagatoria y, como ya lo dije, vamos a ser respetuosos del debido proceso”, expresó Lucho Garzón, presidente del Partido Verde.

A su vez, Juan Lozano, presidente de la U —el aliado de los verdes en torno a Peñalosa—, prefirió también no meterse en el terreno de las suspicacias: “El Partido de la U considera que se deben aplicar las penas más severas a quienes resulten responsables”, indicó.

Es claro. La decisión de la Fiscalía revolcó el escenario electoral a diez días de los comicios para elegir alcalde. Y así claramente la intención no haya sido política, de todos lados querrán sacarle tajada al asunto. Eso sí, aparte de lo que puede ser el tráfico de influencias y la corrupción, con todo lo que está sucediendo queda para el futuro una discusión y es que hoy más que nunca se hace imperioso reglar mejor los límites del cabildeo o lobby, así como la participación de los políticos en las decisiones de gobierno.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Tribunewen, las mujeres en el hip hop de Bogotá