Construirán 4,4 kilómetros para cubrir la totalidad del municipio

Ampliación de Transmilenio en Soacha, respiro para los usuarios

Con la licitación de las fases II y III de Transmilenio en ese municipio se salda una deuda con los usuarios. Sin embargo, sigue pendiente la ampliación de las vías mixtas y el rediseño del transporte público.

Cada día, las cuatro estaciones de la troncal reciben a 105.000 pasajeros que viajan hacia Bogotá. / Jorge Londoño

Según el último censo del DANE, seis de cada 10 personas que en los últimos cinco años decidieron irse de Bogotá se fueron a vivir a Soacha. Por esta razón, de los más de 500.000 habitantes del vecino municipio, se estima que 245.000 deben viajar a diario a Bogotá por estudio o trabajo, y de ellos 105.000 lo hacen en Transmilenio, sistema colapsado por la cantidad de pasajeros que transporta, y el resto debe hacerlo en buses intermunicipales o vehículos piratas.

Este problema de movilidad solo tenía una solución: extender la troncal de TM a lo largo de Soacha, pues hoy solo llega hasta el sector de San Mateo, deja sin cobertura a más del 60 % del municipio y apenas tiene cuatro estaciones, que colapsan en horas pico. El drama que soportan a diario los pasajeros es evidente.

Por ejemplo, José Alberto González, quien a diario viaja desde Ciudad Verde hasta Suba, cuenta su odisea. “Mi recorrido toma hora y media en hora valle, pero en hora pico puedo tardar hasta dos horas y quince minutos, por la afluencia de pasajeros y porque para llegar a la estación debo tomar un vehículo pirata, que cuesta $1.200, debido a que no hay alimentadores. A diario gasto más de $7.000 en transporte”.

Acabar con este caos es el propósito de la licitación que se abrió ayer para construir 4,4 kilómetros de sistema (3,9 de troncal) y llevarlo hasta el sur de Soacha, para cubrir así todo el municipio con otras cuatro estaciones. La ampliación, que costará casi $400.000 millones, se realizará en dos fases y la meta es que pueda absorber toda su demanda de transporte y en especial los viajes hacia Bogotá.

Con la obra se calcula, no solo que el sistema pasaría a transportar en esta zona 400.000 pasajeros, sino que se convertiría en la primera gran conexión de transporte público entre Bogotá y los municipios al sur. Si todo sale según el cronograma, la inauguración de la ampliación de la troncal, como del Regiotram, se hará en 2023, momento en el que se solucionará de forma parcial la congestión de los accesos a la capital.

Algo que comparten estos dos importantes proyectos de movilidad es que su estructuración y su financiación no contaron con el aporte económico de Bogotá. “Todo quedó asegurado y los recursos están listos para ejecutar un proyecto que nos da mucha tranquilidad, porque ya no se formará la aglomeración diaria en San Mateo, sino que la carga se distribuirá equitativamente en ocho estaciones”, comentó Eleázar González Casas, alcalde del municipio.

La ampliación se construirá sobre la autopista Sur, que tiene tres carriles por sentido, por donde se mueven casi 57.000 vehículos al día, entre particulares, de carga y motos. Con la ampliación quedarán tres carriles mixtos por sentido, más la calzada exclusiva de TM. Además, el proyecto plantea la construcción de espacio público, un patio-portal y la 3M, una estación intermedia que recogerá 70 % de la alimentación a la troncal.

 
Así serán las fases II y III de TM en Soacha.
Johnatan Bejarano.

Los retos de la ampliación

La apertura de la licitación para adjudicar el contrato de ampliación y extensión de la vía significa un alivio para la movilidad del sur de la ciudad, en cuanto a transporte público. Esto, porque su construcción, que pondrá más pesado el tráfico de vehículos particulares y de carga, no contempla intervención en las vías por las que estos transitan. Para el alcalde de Soacha, esa es una deuda que se mantiene. “Esperamos que en septiembre se firme la construcción del tramo sur de la ALO, que recorrería Soacha de norte a sur y podría descongestionar esos trancones”.

Por su parte, para el secretario de Movilidad de Soacha aún queda pendiente otro reto que es el rediseño del transporte urbano del municipio, que ya está en proyecto de estudio, para el que la Gobernación de Cundinamarca, el Ministerio de Transporte y TM destinaron $2.950 millones. Lo que se busca con esta reingeniería es tener indicadores para establecer las rutas y frecuencias que debe tener la alimentación del sistema, así como el tipo de buses que deben llegar, debido a las condiciones de las vías del municipio.

“La consultoría para el rediseño del transporte permitirá establecer también cómo debe quedar el transporte colectivo en Soacha y con Bogotá, pues aunque hoy tenemos 240 buses que realizan 62 rutas urbanas, hay muchos sitios sin transporte, porque hay proyectos de vivienda que se siguen entregando sin tener en cuenta la movilidad. Con la ampliación, junto con el sistema alimentador, se podrán atender esos sectores y crear otras rutas, lo que permitirá a los usuarios hacer menos transbordos y ahorrar dinero. El rediseño también dirá qué buses se pueden traer, porque hay padrones que no caben en las vías actuales”, aseguró Giraldo.

La ampliación de la troncal de Soacha, además de mostrarse como la solución para el lío de transporte público en el sur de Bogotá y en el propio municipio, también se convierte, por ahora, en los únicos nuevos kilómetros para un sistema que necesita ampliarse. Las otras opciones, como la Séptima y la Av. Boyacá, siguen en veremos, y las de la Av. Ciudad de Cali y la Av. 68 están ligadas a la construcción del metro.

877178

2019-08-21T22:00:00-05:00

article

2019-08-21T22:00:01-05:00

[email protected]

none

Felipe García Altamar - @FelipeAltamar ([email protected])

Bogotá

Ampliación de Transmilenio en Soacha, respiro para los usuarios

64

5887

5951