Recibió dos impactos de bala

Anthony Gabriel, el venezolano que estaba listo para regresar a su país, murió en los disturbios

Noticias destacadas de Bogotá

Estaba trabajando cuando fue sorprendido por los disturbios, en donde recibió 2 impactos de bala, al parecer por parte de la Policía. Era su última semana en el país, pues planeaba devolverse a Venezuela para reencontrarse con su hijo de 3 años y su esposa.

Anthony Gabriel Estrada Espinoza era un venezolano de 28 años que llegó a Bogotá en 2019 en busca de un mejor futuro para él y su familia. Pero el azar y los disparos de la noche del 9 de septiembre lo convirtieron en una de las víctimas de esos disturbios, que dejaron otros 11 muertos en Bogotá y Soacha, 10 de ellos por arma de fuego. Estrada estaba casado, tenía un hijo de 3 años y, debido a la difícil situación económica en su país, decidió viajar solo a Colombia: su esposa e hijo permanecen en Venezuela.

Su única hermana, Osmary Pineda, vive en Colombia, pero está radicada en Cali, y cuenta que “él vino a trabajar y desde la capital del país era el sostén de su hogar, de su familia. Como muchos venezolanos llegó lleno de sueños y con muchos proyectos que no pudo desarrollar en su país. Por cuenta de la difícil situación en Venezuela nos tocó migrar”.

>LEA: Protestas en Bogotá: “Él no era un vándalo”, familiares de Fredy Maecha

Estrada vivía en Ciudad Verde, Soacha, donde trabajaba como comerciante informal vendiendo vidrios y accesorios para celular. A veces arreglaba computadores. “Él era muy trabajador. Era un muchacho muy humilde, se ganaba el cariño de las personas, no era problemático”, recuerda Osmary.

Y agrega que su hermano no tenía documentos para vivir legalmente en Colombia, porque le fue imposible adelantar los trámites. “Aquí no tuvo el apoyo de Migración para obtener el Permiso Especial de Permanencia (PEP). Por lo tanto, no disponía de un Sisbén o de algún servicio de salud. Nos tocó trabajar así, como independientes”.

Su muerte

El pasado miércoles 9 de septiembre, justo después de que comenzaron las manifestaciones y los disturbios en Bogotá y Soacha, Gabriel se encontraba vendiendo sus productos en Ciudad Verde. Sin embargo, tuvo que dejar el lugar donde se ubicaba usualmente, porque debía buscar una mercancía. “Cuando regresa a su puesto de trabajo, se encuentra con la manifestación y queda atrapado en ella, por los disturbios. Es allí cuando le dan dos impactos de bala”, cuenta la hermana, quien recogió las versiones de los testigos del hecho, que aseguran que esos disparos vinieron de armas oficiales.

>LEA: Durante las protestas en Bogotá, un disparo en el tórax le quitó la vida a Andrés Felipe Rodríguez

Primero lo trasladaron al hospital Cardiovascular de Soacha. Sin embargo, Estrada murió poco después de llegar. “A mí me avisan unos amigos de él, como a la 1:00 a.m. del jueves. Ellos también trabajaban vendiendo artículos para celular”.

La muerte sorprendió a Estrada en un momento en el que, según el relato familiar, tenía decidido volver a Venezuela tras un año en Bogotá. “Él tenía planes de regresar. Es más, eran los últimos días que trabajaba, pues pensaba devolverse esta semana. Estaba completando el dinero para devolverse y reunirse con su esposa y su hijo”, aseguró la hermana.

Por lo ocurrido, la familia de Estrada pide al Gobierno colombiano que se haga justicia por la muerte de su hermano y las demás víctimas. También exige una indemnización para su familia, pues esta dependía de su hermano. “Su esposa quedó viuda y el niño huérfano, ahora el sostén del hogar ya no está y lo menos es que le colaboren a esa familia”, concluyó.

>LEA: Velorio de Javier Ordóñez: la antesala al último adiós

Hasta el momento se han confirmado 12 fallecimientos por cuenta de las protestas y los disturbios que se presentaron en la ciudad desde el pasado miércoles 9 de septiembre. Todos los casos están en manos de la Fiscalía, incluyendo el de Javier Ordóñez, con el fin de esclarecer los hechos.

Comparte en redes: