Antonio Sanguino propone un ‘timonazo’ en Transmilenio

El aspirante a Alcalde Mayor de Bogotá propuso acciones contra la inseguridad, la ineficiencia y la falta de cultura ciudadana en el Sistema masivo.

antoniosanguino.com

El precandidato de la Alianza Verde para la Alcaldía de Bogotá, Antonio Sanguino, manifestó este miércoles su punto de vista frente a los crecientes problemas de inseguridad y falta de cultura ciudadana en el sistema masivo de transporte público de Bogotá, y afirmó que este necesita un ‘timonazo’ en cuanto a necesidades estructurales y gerenciales.

Según el todavía Concejal de Bogotá, para disminuir la inseguridad y fortalecer la cultura en el sistema hay que reducir el déficit en infraestructura, mejorar la calidad del servicio al exigir a los operadores el cumplimiento de sus obligaciones, implementar un eficaz sistema de video vigilancia, recuperar los programas de cultura ciudadana y crear un cuerpo de 500 policías ocupado exclusivamente de la seguridad del sistema cofinanciado por los contratos de operación.

En cuanto a la construcción de la troncal de Transmilenio por la Avenida Boyacá, Sanguino manifestó que se está repitiendo la historia de la Carrera Séptima, puesto que decidió prescindir de esta en cambio de la Primera Línea del Metro. En principio, la troncal de la Avenida Boyacá se había pensado para recorrer ocho localidades, conectar Usme al sur con la Autopista Norte a la altura de la calle 200 y transportar entre 600 y 700 mil pasajeros diarios.

‘‘Olvida la administración que el Concejo aprobó un cupo de endeudamiento para financiar esta obra. Que esta Troncal atendería la demanda hacia el occidente de la capital, que no será resuelta con el Metro, que atenderá los flujos de movilidad hacia el oriente. Y que la nación está obligada por ley a financiar hasta el 70% de cada proyecto de movilidad de la ciudad’’, indicó el aspirante a dirigir la capital del país a partir de 2016.

Frente al problema de ineficiencia en el servicio, Sanguino indicó que en gran parte la situación se presenta porque se transportan 2.2 millones de personas diariamente en 110 kilómetros/carril cuando deberíía hacerse en 380. Además, porque apenas en el segundo semestre del 2014 se procedió a contratar el arreglo de algunas estaciones.

De igual forma, en cuatro años solo se ha construido el carril exclusivo que conecta por la Calle 6 las troncales de La Caracas con la NQS, tramo que fue contratado en el 2010. En la Carrera Séptima, en la tercera fase se contrató la Carrera 10 hasta la calle 32, y de esta forma se omitió un eje vial que se extiende por la Séptima hasta la calle 170.

‘‘Y todo por la promesa del Metro que eligió a Samuel Moreno. Cuando el Metro se reveló técnicamente inviable para ’la Calle Real’ se contrató un ‘Transmilenio Ligero’ que fue desestimado y liquidado por Petro por su obsesión con el Tranvía que tampoco se hizo’’, aseguró el cabildante de la Alianza Verde.