Apartamenteros en Bogotá se llevaron hasta dispositivo que le permite escuchar a una niña

La familia Camargo Rodríguez enfrenta no solo el drama de ya no contar con sus pertenencias, sino que también les fue arrebatado un dispositivo especializado de su hija, quien sufre una discapacidad auditiva.

No contentos con robar electrodomésticos, joyas y dinero de un apartamento de la localidad de Kennedy, en el occidente de Bogotá, un grupo de delincuentes hurtó en las últimas horas un dispositivo médico que le permite escuchar a una menor de cuatro años.

El hecho se registró en un conjunto residencial del barrio Castilla, hasta donde llegaron varios delincuentes que, usando herramienta especializada, violentaron la puerta del inmueble cuando ninguno de los propietarios se encontraba en el lugar.

Según los afectados, entre los objetos robados hay un control remoto de un implante coclear que, aunque tiene un alto costo en el mercado, no tiene ninguna utilidad ni valor por sí solo. El dispositivo, explican, solo funciona con el implante que tiene incrustado la menor y ayuda a regular el volumen de los sonidos que percibe la niña, quien sufre de una discapacidad auditiva.

“Cuando mi esposa y mi hija llegaron a la casa encontraron la puerta totalmente destruida y las cosas revolcadas. Observaron que se habían robado un dispositivo de la niña: un implante coclear que usa porque tiene una discapacidad auditiva y a través de este dispositivo ella puede escuchar y se regulan las velocidades de audio en su implante”, narró Jimmy Camargo, propietario del inmueble, en declaraciones con Noticias Caracol.

Sumado al control del implante, los ladrones se llevaron consigo el cargador y la batería del dispositivo. Aunque todo el equipo en su conjunto tiene un alto costo, de forma fraccionada no tiene ninguna utilidad, insistió Andrea Rodríguez, madre de la niña: “La gente en su ignorancia se lleva este dispositivo y no sabe que solo le sirve a ella”.

De acuerdo con la familia víctima del hurto, los robos en el conjunto residencial son frecuentes: “Tienen identificada a la banda, pero hasta el momento no han dado con sus integrantes. Nos han dicho que son responsables de hasta 23 robos en apartamentos (…) Estamos cansados”, agregó Jimmy Camargo.

La Policía elevó un llamado a la organización delincuencial para que devuelva el equipo e instó a la comunidad para que dé información que permita dar con el paradero de los responsables del hurto: “Estamos a la espera de recibir información a través de los diferentes canales, con el fin de que pueda ser devuelto este elemento que sirve únicamente para esta menor”, señaló el coronel Gustavo Martínez, oficial de inspección de la Policía.

Los padres anunciaron que mientras se recupera el equipo, la menor tendrá que ser retirada de su colegio.