Aprenda a identificar dulces en mal estado para evitar contratiempos este 31 de octubre

Golosinas blandas, con su empaque alterado o con anormalidades en su color y textura, son claros indicios de dulces defectuosos o adulterados. Atienda estas recomendaciones.

Durante la temporada de Halloween, se han decomisando y destruido cerca de una tonelada de dulces y golosinas que no cumplían con los requisitos sanitarios para su consumo. /Tomada de Pixabay

Este lunes 31 de octubre se tiene previsto que miles de niños, arropados con disfraces y máscaras, inicien el tradicional periplo en búsqueda de los dulces y golosinas que hacen del Halloween una fiesta festiva y alegre. Por ello, las autoridades intensifican medidas para evitar dificultades por cuenta de caramelos en mal estado, manipulación de pólvora y menores extraviados.

Una de las principales preocupaciones de las autoridades son precisamente las golosinas defectuosas o adulteradas, que pueden derivar en dolores estomacales, dolencias intestinales e incluso, intoxicaciones. En esa línea, la Secretaría Distrital de Salud dio a conocer una serie de consejos para identificar caramelos irregulares o adulterados.

Según el doctor Carlos Pinto, director de Epidemiología de la Secretaría, golosinas blandas, humedecidas, con su empaque alterado o con anormalidades en su olor, color y textura, son claros indicios de dulces en mal estado.

“Hay que revisar los dulces antes de consumirlos, fijarse en las fechas de vencimiento y en las condiciones del empaque. Los dulces blandos, los que se pegan al papel o los que tienen un olor desagradable no son aptos para el consumo humano. Se deben desechar también los que no estén empacados ni rotulados”, explicó Pinto.

Para evitar contrariedades, las autoridades de salud recomiendan consumir solo los dulces que estén envueltos en su empaque original; no almacenar caramelos durante periodos prolongados ni en lugares donde estén expuestos a la luz y el calor; y constatar que no contengan materiales extraños ni estén decolorados, derretidos o desmoronados.

No permita que sus hijos pidan dulces sin la compañía de un adulto y en caso de que se presente dolor abdominal, náuseas, vómito o diarrea –por la ingesta excesiva de dulces o consumo en mal estado– no se automedique y acuda de inmediato a un servicio de salud.

Inadecuado almacenamiento y dulces vencidos, las principales preocupaciones

Durante la temporada de Halloween, la Secretaría de Salud ha realizado 130 operativos de inspección y vigilancia a supermercados, depósitos, tiendas y cigarrerías donde se comercializan dulces y golosinas. Fruto de ello, se han decomisando y destruido cerca de una tonelada de dulces y golosinas que no cumplen los requisitos sanitarios para su consumo. (Lea: Más de 800 kilos dulces en mal estado han sido incautados en Bogotá) 

Las principales causas de decomiso están relacionadas con inadecuado almacenamiento, fecha de vencimiento caducada e incumplimiento de rotulado. El mayor número de decomisos se ha dado en las localidades de San Cristobal, Bosa y Suba. 

“Se han realizado actividades informativas y de educación a la comunidad en general y a los comerciantes, promoviendo hábitos de consumo saludables y buenas prácticas de adecuado manejo y conservación de dulces y golosinas, evitando distribuir productos en mal estado para el consumo humano”, explicó la Administración.

Ojo con la pólvora

Las autoridades elevaron un especial llamado para que este 31 de octubre, así como en las demás celebraciones de la temporada de fin de año, se evite el uso de pólvora para evitar tragedias derivadas de la manipulación de artefactos pirotécnicos.

“Ante una quemadura por pólvora, realice el traslado inmediato a un servicio médico del Distrito. Evite al máximo medidas caseras que pueden traer complicaciones en las lesiones”, explicó la Secretaría de Salud.