Aprueban prohibición a comercio de animales vivos en plazas de mercado de Bogotá

Noticias destacadas de Bogotá

El proyecto, que empezará a aplicarse seis meses después de que la alcaldesa Claudia López sancione el acuerdo, espera desincentivar la comercialización y reproducción de animales domésticos.

La plenaria del Concejo de Bogotá debatió este domingo un proyecto de acuerdo propuesto con el fin de regular las condiciones para la comercialización de animales domésticos en plazas de mercado y otros establecimientos de comercio en Bogotá. Al final de la sesión, la corporación aprobó el proyecto que tiene como efecto más grande la prohibición a la comercialización de animales vivos en las plazas de mercado, así como la restricción al comercio de aves ornamentales en toda la ciudad.

Otros efectos del proyecto aprobado son el desincentivo a la comercialización y reproducción de animales de compañía que son susceptibles a padecer diferentes enfermedades. También le ordena al Distrito formular alternativas económicas para los comerciantes de animales, por lo que el Instituto para la Economía Social (IPES) tendrá que formular una reconversión económica para los comerciantes de 71 locales en los que se ha detectado el comercio de animales vivos.

Del total de establecimientos dedicados a dicha actividad hay 56 identificados en el barrio Restrepo. Hay otros siete en el 20 de Julio, tres en el barrio Trinidad Galán, tres en el 7 de agosto y otros en Kennedy. Para desarrollar la mencionada reconversión, el IPES tendrá cinco meses.

El proyecto de acuerdo fue liderado por los concejales Andrea Padilla (Alianza Verde) y Celio Nieves (Polo Democrático) y acompañado por las bancadas de ambos partidos y la cabildante Maria Victoria Vargas (Partido Liberal).

De acuerdo con Andrea Padilla, reconocida por sus iniciativas en favor de los animales, este proyecto le pondrá fin a lo que calificó como uno de los peores escenarios de maltrato animal y de insalubridad en la capital, teniendo en cuenta que en las plazas de mercado era habitual encontrar a la venta peces, aves ornamentales, patos, gallinas, pavos reales, perros, gatos, hámsteres, curíes, conejos y hasta cerdos y cabras.

”La venta de animales en plazas de mercado es un fenómeno que, no solo viola los principios más elementales de bienestar animal por las condiciones inhumanas en las que son mantenidos animales de distintas especies, sino que pone en riesgo la salud de las personas por el fenómeno de contaminación cruzada. Además, es bien sabido que se cometía el delito de comercio de animales silvestres”, dijo.

Uno de los puntos más confusos es la prohibición a la venta de aves ornamentales en toda la capital. Para cumplir este punto, la Secretaría de Ambiente deberá elevar durante el próximo mes una consulta ante el Ministerio de Ambiente para que este defina cuáles aves entran en esta categoría. Una vez recibido el concepto la administración tendrá 12 meses para implementar la prohibición

Sobre las obligaciones del proyecto, Padilla afirmó que ahora las alcaldías locales y el Instituto de Protección Animal tendrán entre sus tareas controlar el comercio en las inmediaciones de las plazas de mercado. “Es probable que esta actividad ilegal se exacerbe con la prohibición”, agregó la concejal.

Durante el debate se discutió si la prohibición acogía el comercio de animales en otros establecimientos, por ejemplo las tiendas de barrio y las ventas de mascotas sobre la Avenida Caracas. Sin embargo, Padilla aclaró que “lamentablemente esta actividad solo puede ser prohibida por el Congreso”. No obstante, para empezar a elevar dicha discusión, el proyecto ordena al Instituto de Protección Animal y a las secretarías de Salud y Gobierno reglamentar estrictamente esta actividad, en un plazo de cuatro meses. Para esa tarea, se tendrán que definir varias condiciones para la tenencia de los animales.

Las condiciones que contempla el proyecto, que empezarán a aplicarse seis meses después de que la alcaldesa Claudia López sancione el acuerdo, incluyen que el Distrito debe realizar operativos frecuentes y decomisar a los animales que estén siendo comercializados. Sobre la situación de los vendedores de animales de estos establecimientos, la concejal explicó que podrán acogerse voluntariamente a las alternativas de sustitución que formule la Secretaría de Desarrollo Económico para los comerciantes de las plazas de mercado.

”Gracias a este proyecto ahora serán exigentes las condiciones en las que los animales podrán ser comercializados, pero esperamos que este negocio se desincentive y los comerciantes transiten hacia otras actividades económicas que sean seguras para ellos y no impliquen sufrimiento animal”, manifestó la cabildante que lideró la iniciativa.

Comparte en redes: