Arranca reparación de los Nule al IDU por el carrusel de la contratación

La Fiscalía investiga los bienes de los hermanos en Cartagena, Sincelejo y Bogotá. Los daños son por alrededor de $94.000 millones.

Archivo El Espectador

En Bogotá se realizó la primera audiencia pública de reparación integral por los daños y perjuicios por los perjuicios que causaron los hermanos Nule al Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), por el carrusel de la contratación que se fraguó con la construcción de la tercera fase de Transmilenio. 

Lea: El plan para evitar otro carrusel de la contratación

En la audiencia, la Fiscalía anunció que busca las acreencias (deudas a su favor) y los bienes muebles e inmuebles de los primos Miguel, Manuel y Guido Nule, y del abogado Mauricio Galofre, que estos puedan tener en Cartagena, Sincelejo y Bogotá y que puedan servir para adelantar la reparación. 

Los daños, según la Fiscalía, ascienden a más de $94.000 millones, que corresponden a los anticipos que se le dio al grupo de los Nule por los contratos 137 de 2007, y los 071 y  072 de 2008, por  la construcción de la troncal de Transmilenio por la calle 26. 

El escándalo del carrusel de la contratación estalló en octubre de 2010, cuando la entonces contralora general, Sandra Morelli, ordenó abrir una investigación por lo posibles sobrecostos en la construcción de la tercera fase de Transmilenio. A esto se le sumó la filtración a los medios de un audio en el que el excongresista Germán Olano negocia millonarias comisiones con uno de los primos Nule. 

Primero fueron condenados los Nule y luego se fueron involucrando a funcionarios del distrito como el entonces alcalde Samuel Moreno y su hermano Iván Moreno, el contralor distrital Miguel Ángel Moralerussi, Liliana Pardo, exdirectora del IDU; Inocencio Meléndez, exdirector jurídico; Carmen Lopera, exdirectora técnica de construcciones, y Aldemar Cortés, exsubdirector técnico de obras, entre otros.