Arrancaron clases en colegios públicos de Bogotá

El alcalde Enrique Peñalosa dio la bienvenida a más de 860 mil estudiantes.

Archivo El Espectador

Este lunes el alcalde Enrique Peñalosa le dio la bienvenida a niños y jóvenes que arrancan nuevamente clases en colegios públicos. La invitación a las familias fue clara: que no falte nadie en las aulas desde el primer día.

Son más de 860 mil niños y jóvenes de Bogotá que, desde preescolar hasta grado 12 optativo, estarán de regreso a clases. Y para garantizar el pleno disfrute del derecho a una educación pública de calidad, la Secretaría de Educación dispuso de todas las condiciones necesarias en talento humano, infraestructura, alimentación saludable y transporte escolar desde el primer día del año escolar.

María Victoria Angulo, secretaria de Educación de Bogotá, reiteró que la educación pública es el motor de transformación social que propuso el gobierno distrital y, por tanto, el compromiso con la infancia y la juventud es la de volcar todos los esfuerzos para conseguirlo, sin perder un solo minuto.

“Queremos hacer de Bogotá una ciudad educadora. Por eso nos hemos trazado el firme propósito de hacer que la vida de los niños y jóvenes de la ciudad sea más feliz a través de todo el desarrollo de sus habilidades y potencialidades; con el apoyo de un trabajo en equipo entre rectores, maestros, madres y padres de familia, estudiantes y demás actores sociales de la ciudad”, enfatizó la secretaria.

La nueva administración ha propuesto cinco retos prioritarios de la educación pública de Bogotá: ser la ciudad pionera del país en proponer e implementar una ruta de atención integral a la primera infancia; ofrecer respuestas en acceso y permanencia con una mirada desde la realidad local; consolidar y fortalecer el programa 40x40; la educación inclusiva y de calidad y la educación superior con equidad y calidad.

La funcionaria recordó que aún hay cerca de 90 mil cupos disponibles en el Sistema Educativo Oficial para todos los grados e instó a las familias a llevar a los niños a clase desde el primer día.

La ciudad garantizará la continuidad de beneficios como ruta escolar para 30 mil estudiantes y subsidio de transporte para otros 44 mil. Así mismo, 150.706 contarán con comida caliente, 703.181 con refrigerio escolar y otros 14.319 estudiantes recibirán refrigerio en su jornada nocturna.

Más de 35 mil docentes y directivos docentes liderarán la educación en los 382 colegios públicos de la capital.