Contraloría de Bogotá advierte que $350 mil millones están en riesgo

Esos recursos podrían verse afectados por la decisión del Alcalde Mayor de dar autonomía a las alcaldías locales.

El contralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi, alertó de una posible afectación de recursos que hacen parte del presupuesto de la ciudad para el año 2010. El ente de control le solicitó al secretario de Gobierno (e), Andrés Restrepo, evaluar la pertinencia de la implementación gradual del nuevo esquema de gestión local a cuatro meses de que se termine el año.

"Aún quedan más de $350 mil millones por ejecutar y se podrían ver afectados por la transición hacia el nuevo modelo, la falta de recursos humanos y técnicos, la ausencia de herramientas de control y la efectiva tutoría de la Secretaría de Gobierno", explicó Moralesrussi.

Para la Contraloría de Bogotá resulta preocupante que aún no se conozcan los instrumentos que se les entregarán a las Alcaldías Locales para desarrollar las responsabilidades que les otorga dicho Decreto, por medio del cual se les delega la facultad para contratar y ordenar los gastos y pagos con cargo al presupuesto de los Fondos de Desarrollo Local.

La Contraloría Distrital solicitó remitir en un plazo de 10 días hábiles información sobre las acciones que se han tomado para lograr los propósitos de esta norma.

En este sentido, Moralesrussi pidió aclarar aspectos relacionados con el resultado de la revisión a las funciones delegadas y asignadas a los Alcaldes Locales; la organización de las Alcaldías Locales a partir del 12 de julio pasado cuando dicho decreto se puso en marcha; la asignación de funcionarios; los recursos presupuestados y su distribución; y la coordinación entre las Unidades Ejecutivas Locales y los Fondos de Desarrollo Local, entre otros.

"Dicho decreto representa un cambio administrativo profundo a nivel local, pues a partir de su plena vigencia los mandatarios tienen bajo su responsabilidad la ejecución de 351.591 millones de pesos que significa un disponible del 82,67% sobre el total del presupuesto aprobado para 2010. Por esta razón, la Contraloría de Bogotá diseñará una línea especial de vigilancia sobre la aplicación de esta norma y estará atenta a las acciones que se adelanten en cada Alcaldía Local", puntualizó el Contralor.