Polémica por anuncio de nuevo peaje en la Autopista Norte

En el Concejo de Bogotá se discute el hecho de que no se estudie primero el impacto económico que tendrá la instalación del peaje.

Luego de que la Administración Distrital anunciará la posibilidad de ubicar un nuevo peaje en la Autopista Norte en sentido norte - sur, se desató una polémica en el Concejo de Bogotá, pues algunos cabildantes aseguran que esa medida se trasladará a la canasta familiar de los ciudadanos.

"Los bogotanos verán impactados sus ingresos. Las consecuencias sobre el comercio regional deben tenerse en cuenta antes de tomar este tipo de decisiones", señalaron los concejales del partido MIRA.

El cabildante Humberto Quijano asegura que no hay estudios de impacto para esta medida, ni tampoco estimados que permitan conocer el valor que pagaría el usuario.

"Es irresponsable hacer anuncios de nuevos cobros a los habitantes del norte y ciudades aledañas sin conocer estudios de impacto económico y social. Actualmente los tiempos de desplazamiento de la zona norte son muy altos, y se requiere una ampliación, pero hace más de un año el gobierno anunció que se estudiarían otras medidas para el financiamiento de esta obra", indicó Quijano.

El Concejal agregó que "el cobro de la valorización por el Plan Zonal Norte, y ahora este nuevo cobro del peaje, pueden acarrear impactos económicos en los bogotanos que no se han tenido en cuenta por la administración".

La Administración Distrital debe presentar el proyecto de peaje ante El Concejo de Bogotá, que estudiará su aprobación.

El director del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Néstor Eugenio Ramírez, confirmó que el dinero, que se recaudará a través de ese peaje, será destinado para las obras de movilidad que se adelantan en la Autopista Norte y las cuales se extenderán a lo largo del corredor vial para comunicar a la ciudad con los municipios vecinos como Chía, Cajicá, Zipaquirá, entre otros.

Todavía no se conoce la fecha en que comenzará a funcionar el peaje, ni tampoco cuándo iniciarán los trabajos de instalación. Por el momento, las autoridades distritales y departamentales estudian los efectos e impactos de la medida.

Frente al tema, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González, dijo que se debe pensar en otros métodos para financiar los proyectos de movilidad que se tienen contemplados para los próximos años como la construcción de la primera línea del Metro, el tren de cercanías, más troncales de Transmilenio y la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).