Tres vendedores de chance ilegal, condenados a cuatro años de cárcel

Trabajaban en el sector de San Andresito.

El gerente de la Lotería de Bogotá, Henry García González, informó que un juez de la República sentenció a más de cuatro años de cárcel a tres personas que estaban vendiendo chance ilegal y bonos en el sector de San Andresito.

El funcionario celebró que la justicia haya producido una pena condenatoria en un centro carcelario. "Este es un buen mensaje para quienes asumen la ilegalidad. El que venda chance blanco (el que no es electrónico) o rifas haciéndolas pasar por bonos, asume el riesgo de que sean considerados delincuentes y le hacen un gran daño a sus familias y a la salud de los bogotanos", aseguró.

De cada 100 personas que juegan, 23 lo hacen en actividad ilícita

Se estima que el juego ilegal es una industria que puede vender 60 mil millones de pesos al año, lo que quiere decir, que en teoría deberían pagar el 12% de impuestos, pero en la práctica no se ve esto, lo que implica que el juego legalmente constituido deje de recibir 7.800 millones de pesos.

Un estudio de mercado contratado por la Lotería de Bogotá estableció que el juego ilegal en la capital y en el departamento de Cundinamarca afecta al 23% del mercado, pues de cada 100 personas que juegan, ese mismo porcentaje lo hacen a través de chance blanco y rifas ilícitas.

El gerente de la Lotería de Bogotá, Henry García, dijo que no es justo que los juegos formales tengan que ‘pagar los platos rotos' por quienes ejercen la actividad de manera informal, pues según él, "no se tiene por qué pagar el pirateo de lo que los ilegales hacen".

Fuentes de Apuestas en Línea aseguran que las personas dedicadas al chance ilegal manejan mediante el juego clandestino más o menos entre 200 y 300 millones de pesos diarios.

Tipos de juegos ilegales

‘Chance blanco': es el que venden algunas personas con una libreta. Los compradores deben tener en cuenta que todo chance que no sea electrónico, es ilegal.

Bonos: son rifas que hacen personas que quieren evadir el impuesto.