Capturan banda de asaltantes de bancos en Bogotá

Los asaltantes hace cuatro meses robaron $480 millones de una corporación de la capital.

El director de la Policía Metropolitana de Bogotá, Francisco Patiño Fonseca, anunció que en las últimas horas fueron capturados tres hombres que el pasado 5 de mayo asaltaron la sede del banco Agrario en la localidad de Puente Aranda, en la calle 13 con carrera 60.

El robo se presentó hacia el medio día cuando tres hombres fuertemente armados ingresaron a la entidad e intimidaron a funcionarios y clientes.

Para cometer el ilícito, los sujetos contaban con chalecos antibalas, equipos de comunicaciones y tapabocas para no ser fácilmente reconocidos. En la parte exterior del banco, un acompañante de los delincuentes hacía de "Campanero" para avisar cualquier movimiento de las autoridades.

Los asaltantes se acercaron a las cajas y bajo la modalidad de hurto conocido como el ‘taquillazo' robaron todo el dinero que se encontraba en el lugar, alrededor de 480 millones de pesos.

El vigilante de la sucursal bancaria facilitó el ingreso de los delincuentes sin oponer resistencia a cambio de una buena parte del botín.

Jorge Enrique Cano era el celador de la entidad financiera, quien luego del hurto bancario comenzó a realizar remodelaciones y adecuaciones a su casa en el sector del Bosque de los Comuneros de manera desmedida y que no tenía coincidencia con sus ingresos mensuales como vigilante, este fue uno de los aspectos determinantes para que las autoridades iniciaran contra él una investigación que lo comprometió completamente en el hecho delictivo.

Edixon Ramírez alias "El Paisa" fue capturado también en la madrugada del miércoles en una casa de lenocinio del sector de Santafé, de donde se convirtió en socio luego de obtener el botín.

El otro detenido Jaime López Castro alias "El Gordo" y líder de la banda, fue quién sacó el dinero en bolsas plásticas del banco. Al momento de la captura, dijo ser un líder cristiano.

Wilson Alfonso quien actuó como "Campanero", fue capturado en su vivienda al sur de la ciudad, en su domicilio fue encontrada el arma de fuego junto con un silenciador que utilizó el día del asalto.

Los capturados quedaron a disposición de las autoridades competentes y serán acusados por los delitos de porte ilegal de armas y hurto agravado y calificado.